Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESQUIPULAS 2

La 'cumbre' arranca con fricciones entre Ortega y Arias

El comienzo de la cumbre centroamericana Esquipulas 2, en Guatemala, estuvo marcado por la sombra de la propuesta de paz de Ronald Reagan para la región y las fuertes diferencias entre el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y el de Costa Rica, el socialdemócrata Óscar Arias. El escenario utilizado para comenzar la cumbre presidencial, a base de conferencias de prensa de cada uno de los cinco presidentes, cambió el clima apacible de la reunión de cancilleres de los días pasados. Abrió el fuego Ortega con acusaciones de que, desde el territorio de Costa Rica, se ataca a Nicaragua. Inmediatamente después de la conferencia de prensa de Ortega, en el mismo salón, Arias replicó con amargura a las palabras del mandatario nicaragüense.

De forma apenas velada, Arias acusó a Ortega o de estar mal informado o de mentir, cuando dijo que el presidente nicaragüense sabe perfectamente que desde el 8 de mayo de 1986, cuando tomó posesion, las cosas han cambiado y "no se utiliza una pulgada de territorio costarricense para atacar a otros países". Añadió Arias: "Yo no tengo dos caras y no permitiría que a mis espaldas se haga otra cosa".Tambien quedó de manifiesto en las dos conferencias de prensa que la discusión sobre la idea de democracia puede llevar a una situación similar a la de Esquipulas 1 (la primera cumbre centroamericana, celebrada en la ciudad guatemalteca de ese nombre). Ortega afirmó que cada país tiene derecho a construir su propia forma de democracia sin ninguna injerencia externa. Arias destacó que la autodeterminación tiene que ser en libertad. " Yo no puedo decir que es de día cuando es de noche", afirmó el presidente costarricense.

Arias añadió que no podrá conseguirse una paz estable en la región mientras los pueblos no elijan libremente a sus gobernantes y "éso sólo puede darse en una democracia con los valores que ustedes conocen y que la democracia conlleva". El presidente de Costa Rica reconoció que hay que ponerse de acuerdo sobre las definiciones y conceptos, porque "sería más grave llegar a acuerdos y luego incumplirlos".

"Dios les bendiga"

La inauguración de la cumbre se celebró en el salón del lujoso hotel de la capital guatemalteca donde se reúnen los presidentes. Vinicio Cerezo, presidente de Guatemala, dijo en su discurso inaugural: "Estamos cansados de morir y de sufrir. Lo que deseamos es construir para vivir mejor". Y concluyó con un "que Dios les bendiga".Antes de ese discurso Cerezo había ofrecido una conferencia de prensa, casi a la misma hora en que concluía la reunión de cancilleres preparatoria de la cumbre, de la que trascendió que no se había logrado un acuerdo total. Las discrepancias deberán ser dirimidas por los presidentes. La cumbre está previsto que finalice en la madrugada del sábado (hora española).

Vinicio Cerezo anticipó que los temas más conflictivos de la cumbre serán "el proceso de democratización interno, como se ha dado en llamar" y el problema de no prestar el territorio nacional para ataques contra otros países.

A pesar de que varias delegaciones centroamericanas aseguraran que todo iba a desarrollarse como estaba previsto, la propuesta del presidente de Estados Unidos dio un giro inesperado a la cumbre, porque rompió todos los esquemas. Cerezo reconoció que había tenido conocimiento del plan de Ronald Reagan el martes por la noche, cuando sólo faltaban 36 horas para el comienzo de la reunión.

El presidente de Guatemala se mostró ambiguo cuando manifestó: "No puedo afirmar que [el plan del presidente Reagan] sea para boicotear la cumbre". Y añadió con gesto tajante: "Además, no la va a boicotear". En otro momento advirtió contra el error de "caer en la trampa" de discutir algo que todavía tiene que concretarse en Estados Unidos "Lo importante es lo que vayamos a decidir los centroamericanos", dijo.

Cerezo se mostró realista al reconocer que la propuesta tiene un gran peso y "es evidente que se tendrá que tomar en consideración, pero de la cumbre no saldrá un rechazo o aprobación, porque no hay motivo para ello" También dijo que el centro de las discusiones sería el plan del presidente costarricense, Óscar Arias, y en esto coincidió con Ios cancilleres de los restantes países.

No se limitó Cerezo a consideraciones de forma sobre el plan de "Ronald Reagan, y destacó que contiene temas importantes, que indican un cambio cualitativo en las posiciones de Estados Unidos: el hecho de que sea una propuesta bipartidista y que contiene un reconocimiento expreso del derecho de autodeteminación de los pueblos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987

Más información

  • El 'plan Reagan' se mantiene en la sombra de la reunión de Guatemala