Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTOS LOCALES

El alcalde de Villanueva del Arzobispo abandonó la localidad de madrugada, escoltado por la Guardia Civil

Villanueva del Arzobispo

El alcalde de Villanueva del Arzobispo (Jaén), el socialista Francisco Cuadros Rubio, abandonó a las 5.15 de la madrugada de ayer el local de la emisora municipal de esta población, donde estaba retenido por los vecinos desde las ocho de la tarde del pasado martes. El alcalde salió del edificio escoltado por guardias civiles provistos de material antidisturbios, ya que a las 5.15 de ayer aún quedaba a las puertas de la emisora casi un centenar de vecinos protestando por el incremento de la contribución territorial urbana, que supera en casos el 2.000 por ciento.

ENVIADO ESPECIAL

Minutos antes de la salida del alcalde, miembros de la Guardia Civil acercaron a la puerta del edificio de la emisora uno de sus vehículos y formaron un cordón para proteger a Francisco Cuadros hasta meterle dentro del coche. Los vecinos que aún permanecían ante la emisora prorrumpieron en gritos e insultos cuando vieron salir al edil rodeado por los guardias. Alguno de los vecinos, incluso, arrojó a la cara del alcalde churros de los que a esas horas de la madrugada estaban tomando como desayuno.Cuadros abandonó el pueblo con dirección desconocida. Fuentes del Gobierno Civil de Jaén apuntaron ayer la posibilidad de que hubiera pasado el resto de la noche descansando en un hotel de Linares, localidad jiennense que se encuentra entre Villanueva y Jaén.

Ayer por la mañana la casa de Francisco Cuadros, en la Calle Nueva, permanecía cerrada y con las persianas bajas. Una pareja de la Guardia Civil procedente de un pueblo cercano hacía guardia frente a ella y aseguraba que no había nadie en el interior de la vivienda.

Teniente de alcalde

Durante la jornada de ayer funcionaron con normalidad todos los comercios y servicios del pueblo, que el miércoles realizaron huelga. Fuentes del Gobierno Civil asegurarán que la mayor parte de los 50 o 60 guardias que acudieron al pueblo como refuerzo volvieron a sus puestos habituales.El teniente de alcalde, Diego Martínez Bustos, también socialista, abandonó la emisora escoltado por la Guardia Civil, dos horas antes de que lo hiciera el alcalde. Martínez Bustos también fue abucheado por los vecinos. Los concejales de AP Francisco Ardoy y Francisco José Sánchez destacaron el hecho de que Martínez había sido el único concejal capaz de acompañar al alcalde durante el cerco. La corporación municipal de Villanueva del Arzobispo, localidad de unos 10.000 habitantes, está compuesta por ocho concejales socialistas y cinco de AP. Cuatro horas antes del término de la retención un grupo de vecinos cortó el cable telefónico del edificio de la emisora, dejándolo incomunicado. El mismo grupo intentó arrancar con una cuerda el cable del suministro eléctrico, cosa que no consigueron.

Tras estas acciones la Guardia Civil, provista de material antidisturbios, formó una línea frente al grupo de vecinos y un oficial anunció que iban a cargar, a la vez que pedía que se retiraran las mujeres y los niños que se encontraban en la calle. Las mujeres y los niños, muy numerosos, no hicieron caso del aviso y, en compañía de los hombres, comenzaron a aplaudir a los guardias, que no llegaron a cargar. Un centenar de vecinos también cortó la carretera en las afueras de la localidad jienense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987

Más información

  • Vecinos de la población jienense retuvieron al edil durante 33 horas en protesta por el aumento de la contribución