Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco, dispuesto a la cooperación

El Gobierno vasco, integrado por el Partido Nacionalista Vasco y socialistas, difundió ayer un comunicado oficial en el que manifiesta su disposición al diálogo y cooperación con la Administración central en la lucha antiterrorista.

El Ejecutivo de Vitoria, que estima que el pueblo vasco es la primera víctima de la violencia, defiende la independencia del poder judicial y rechaza ,cualquier intento de injerencia o control de la justicia. El documento explicita que la actuación policial es imprescindible, pero que corresponde a los jueces determinar si esa actuación se ajusta a la legalidad.

El Gabinete se muestra en la comunicación preocupado por el estado de opinión que puede crearse si se condiciona a la sociedad a elegir entre justicia y policía a la hora de plantearse una política antiterrorista, y apuesta por la Ertzaintza como elemento fundamental para la pacificación del País Vasco, "a través de la progresión de sus competencias en materia de orden público y seguridad ciudadana".

El Gobierno vasco está convencido de que un desarrollo "decidido y profundo" del estatuto de autonomía y del autogobierno constituye un factor de estabilidad política adecuada para que se produzca una progresiva desaparición del terrorismo, al que califica de inaceptable, perjudicial "para el logro de lo que con él dice pretenderse", extorsionador de la convivencia ciudadana y desestabilizador del sistema.

El Ejecutivo subraya que "la única actuación legítima y, en última instancia, eficaz en la lucha contra la violencia es la que se basa en el escrupuloso respeto de la legalidad y de los principios de un Estado democrático de derecho". Joseba Arregui, portavoz del Gobierno vasco, manifestó que una de las servidumbres más importantes de la democracia es conservar su respeto a las reglas de juego y a los principios del Estado de derecho, incluso con aquellos que se colocan fuera de esas normas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de julio de 1987