Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los portadores de armas en EE UU piden al Vaticano un santo patrón

San Gabriele Possenti, italiano, en religión Gabriel de la Dolorosa, pasionista, llevado a los altares por Benedicto XV en 1920, podría ser el patrón de los casi 100 millones de norteamericanos que legal o ilegalmente poseen un arma de fuego, si el Vaticano accede a la petición oficial presentada por John Snyder, director del Comité Cívico para el Derecho a Poseer y Llevar Armas, de que les sea asignado un santo patrón. Hasta ahora el Vaticanao no ha respondido a tal petición.

Según Snyder, como informó ayer el diario La Stampa, una pistola o un fusil "en manos de una persona de paz son un instrumento de bien". Él mismo se define como "católico que va a misa todos los días y posee legalmente una licencia de armas para defensa personal".

Dicho santo, siendo aún seminarista y antes de su muerte, acaecida a los 24 años por tuberculosis, mientras enseñaba el catecismo a unos niños se: acercó amenazador un escuadrón de desertores del ejército. Era un tirador de primera. Para defender a los niños le arrebató la pistola a uno de los agresores y haciendo ante ellos una exhibición intimidatoria disparó a una lagartija y la mató con una sóla bala, lo cual hizo escapar al escuadrón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 1987