Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Juan Pablo II nombra personalmente a 30 padres sinodales, muchos de ellos de tendencia conservadora

El papa Juan Pablo II nombró ayer personalmente a 30 padres sinodales, la mayoría de ellos de tendencia conservadora, para participar en el próximo sínodo de obispos que se celebrará en Roma durante el mes de octubre. El tema del sínodo será La vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo a los 20 años del Concilio Vaticano II, y en él participarán 231 destacados miembros de la jerarquía eclesiástica de todo el mundo.

La mayor parte de los asistentes serán representantes de los diversos episcopados del mundo que han sido previamente elegidos mediante el voto secreto por los miembros de las diversas conferencias episcopales. A estos representantes elegidos por la base de los obispos, el Papa añade una lista en la que figuran, además de los prefectos de los diversos dicasterios romanos, un número de obispos o cardenales designados personalmente por él.En determinadas fuentes vaticanas se ha comentado el hecho de que Juan Pablo II se haya visto obligado a designar él a algunos de los exponentes más conservadores de los diversos episcopados, a quienes las conferencias episcopales habían dejado fuera en sus votaciones secretas.

Tal ha sido el caso de España, Italia y Nicaragua. Tres personajes considerados conservadores, como el cardenal Ángel Suquía, presidente de la conferencia episcopal española y arzobispo de Madrid; el cardenal Ugo Poletti, vicario del Papa en la diócesis de Roma, y el cardenal Miguel Obando Bravo, arzobispo de Managua, habían sido excluidos por el voto secreto de los obispos. El Papa los ha nombrado haciendo uso del cupo de nombramientos personales.

Presidente del Celam

Otro caso significativo ha sido en Latinoamérica el del presidente del Consejo Episcopal Latinomericano (Celam), monseñor Castellón Hoyos, quien había hecho pública hace poco la noticia del ordenador que va a controlar a los teólogos de la liberación. A pesar de su puesto importante no había sido elegido, y el Papa lo ha incluído en su lista.Otros dos personajes significativos que el Papa ha designado personalmente han sido Álvaro del Portillo, prelado del Opus Dei, y Luigi Giussani el fundador del movimiento integrista Comunión y Liberación, una especie de Opus Dei italiana en clave populista.

Los tres representantes sinodales españoles designados por la Conferencia Episcopal han sido el ex presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Oviedo, Gabino Díaz Merchán, y los obispos de Ávila y León, Felipe Fernández García y Fernando Sebastián (también secretario de la Conferencia), respectivamente, los tres considerados progresistas y defensores del Concilio Vaticano II en los ambientes de la curia romana. También acude por parte española José María Salaverri, superior general de la Sociedad de María, que ha sido nombrado por la Unión de los Superiores Generales de las Órdenes Religiosas.

Europa enviará al Sínodo 75 representantes; América tendrá 65; África, 47; Asia, 36 y Oceania 7.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 1987