Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRUEBA DE FUERZA EN ORMUZ

Francia envía un buque antisubmarinos a la zona del conflicto

Francia reforzará su presencia en el golfo Pérsico y para ello ha decidido enviar a la zona al buque antisubmarino Georges-Leygues, que a comienzos de agosto estará en aguas del mar de Omán, en las que actualmente se encuentra una de las patrulleras de su Marina de guerra.El Georges-Leygues -que dejó el miércoles la base naval de Tolón- desplaza 4.170 toneladas y está equipado con misiles Exocet de superficie y antiaéreos Crotale y cuenta, además, con dos helicópteros WG13 de observación y combate.

Los otros cuatro barcos de guerra franceses que se encuentran en la zona son el buque insignia Marne y tres patrulleras de 2.230 toneladas cada uno, armados también con misiles Exocet de superficie. El Víctor-Schoelcher está en el golfo Pérsico, el Protet navega en el golfo de Omán y el Commandant-Bory lo hace en el mar de Omán, adonde se le unirá el buque antisubmarino, que llegará el 31 de julio a Y1buti, en el golfo de Adén.

El ministro francés de Defensa, André Girauld, ha justificado la medida y señaló que la presencia francesa en el golfo Pérsico y en las regiones vecinas es antigua y está destinada a "proteger mejor el conjunto de los intereses franceses" en la zona.

El Gobierno francés anunció el martes que se acompañaría a los petroleros galos que navegan en aguas de esa región, que en promedio no son más de tres a la semana. Éstos sólo transportan una parte del crudo de esa región consumido en Francia, que representa un 20% de sus necesidades totales.

La noche del 12 de julio un carguero francés, el Ville d'Anvers fue atacado por buques no identificados y el hecho agregó un nuevo elemento de tensión en la crisis entre Teherán y París.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 1987