LA LARGA AGONÍA DE UN PUEBLO

Un pueblo cercado

Los estrictos controles que la Guardia Civil mantiene en las inmediaciones del muro de la presa desde la fecha en que se reanudaron los desalojos se incrementaron ayer, siendo prácticamente imposible el paso por la zona de vehículos ajenos a la operación. Tan sólo un vendedor ambulante de frutas y verduras de la localidad de Fresno de la Vega y un panadero pudieron llegar ayer a Riaño.Los vecinos se agolparon en torno a los vehículos de los dos vendedores y la mercancía de ambos se agotó en pocas horas, al carecer ya el pueblo de cualquier tipo de comercio.

En el pueblo existe la sensación de que alguien intenta cercarles también por hambre para que abandonen sus casas.

De momento la población no pasa necesidades porque recurre a los productos abundantes que ofrece la matanza del cerdo y que, habitualmente conservan los vecinos para abastecerse a lo largo del año.

Más información

Museo comarcal

Máximo Gómez, delegado diocesano del patrimonio artístico de León, acudió ayer a Riaño con el objeto de iniciar con la corporación municipal los primeros contactos para la instalación en el nuevo Riaño de un museo comarcal que "pueda rescatar de las aguas imágenes, retablos y objetos de culto" que se encuentran en las iglesias del valle. El representante del obispado señaló que la iglesia de Riaño será también demolida en breve, y el museo "contribuirá a que el pueblo no se sienta desarraigado de sus propias raíces".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de julio de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50