Ataque israelí contra los extremistas shiíes en el sur de Líbano

Timur Soksel, portavoz de la FINUL -los cascos azules de las Naciones Unidas en el sur de Líbano-, confirmó ayer que Israel desencadenó el pasado lunes un importante ataque contra posiciones del movimiento integrista shií proiraní Hezbolá (Partido de Dios) en la región. Carros de combate y helicópteros de asalto israelíes se enfrentaron durante horas a unos 150 combatientes de Hezbolá en los alrededores de las aldeas de Kafra y Yatér. .El portavoz del Ejército israelí calificó en Jerusalén la acción como "una operación militar combinada de mediana envergadura". Un total de nueve milicianos shiíes murieron en la batalla, según el portavoz israelí. Los soldados israelíes regresaron a sus bases en la noche del lunes al martes, "sin sufrir la menor pérdida", según dicha fuente.

Timur Goksel describió feroces escenas en las que los combatientes integristas intentaban alcanzar con sus morteros a los carros y helicópteros israelíes, sin conseguirlo. El portavoz de la FINUL explicó que, para huir de la persecución israelí, numerosos combatientes de Hezbolá se refugiaron por la fuerza en una posición del contingente nepalés de los cascos azules.

Los integristas son en la actualidad la fuerza antiisraelí más activa en el sur de Líbano, y comienzan a desplazar a los fedayin palestinos en las preocupaciones del Estado Mayor hebreo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de julio de 1987.

Lo más visto en...

Top 50