EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES

El INE cuesta 10.000 millones

El Instituto Nacional de Estadística (INE) es una dirección general que depende del Ministerio de Economía y Hacienda. Su presupuesto de gastos para el presente año asciende a 9.662 millones de pesetas, con aumento del 44% respecto a los 6.702 millones del año pasado. La plantilla actual se compone de 1.350 funcionarios y 2.050 laborales, sin contar los 75 de la última oferta pública de empleo.Para cumplir sus funciones, el INE cuenta con una delegación en cada capital de provincia y subdelegaciones en Ceuta y Melilla. Además dispone de la facultad legal de situar delegaciones en cada uno de los ministerios de la Administración, si bien algunas de ellas no están cubiertas.

La entidad pública encargada de realizar en España las estadísticas ha atravesado numerosas peripecias administrativas. Sus orígenes se remontan a la Comisión de Estadística General del Reino, puesta en marcha por el general Narváez en 1856. Después fue durante muchos años una subdirección del Ministerio de Trabajo.Su definición actual como direccion general le fue atribuida por la ley de 31 de diciembre de 1945, que "en lo científico" le encomienda "la observación y estudio de los fenómenos colectivos de la vida española", así como concretamente la realización de "estadísticas de bien público".

Más información

. Tales mandatos se concretanactualmente en la elaboración de los censos de población y electorales (a partir de los datos de los padrones municipales de habitantes), agrarios e industriales; las estadísticas demográficas y sociales (equipaínientos, dotaciones sanitarias y culturales, etcétera); las estadísticas económicas y financieras (suspensiones de pagos, creación de empresas, etcétera); las estadísticas de trabajo y consumo (por ejemplo, la encuesta de población activa y el índice deprecios al consumo); y la realización de estudios y análisis (la Contabilidad Nacional, por ejemplo).

Desde finales de la pasada década se han registrado varios intentos de reformar el INE, que no han pasado del nivel de anteproyectos legales. El último data de hace un año, y acariciaba la posibilidad de convertir el INE en una sociedad estatal, aunque diversas fuerzas políticas y sociales han sugerido la posibilidad de que dependa del Parlamento. Posteriormente, su actual director general parece preferir elevar el rango administrativo del instituto.

Críticas

Las estadísticas españolas se encuentran a un nivel muy inferior al de otros países desarrollados en cuanto a riqueza de información, prontitud y Fidelidad. Frecuentemente se ha criticado la excesiva dependencia del INE del poder ejecutivo.

El INE, desde hace años, sufre además las consecuencias del malestar de los funcionarios estadísticos por el nivel de: retribuciones que les ha adjudicado la Administración, así corno los frecuentes cambios de equipos directivos en las princIpales áreas de actuación del instituto, y la paulatina incorporación de contratados laborales- Jiandamentalmente analistas y operadores informáticos-, que asumen cada vez un papel más relevante en este organismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de junio de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50