El ex jefe del Estado Mayor panameño acusa a Noriega del asesinato de un opositor

El coronel Roberto Díaz Herrera, pariente de Omar Torrijos y hasta hace 10 días jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Panamá, ha acusado al hombre fuerte de ese país, el general Manuel Antonio Noriega, de ser el "autor intelectual" del asesinato, en 1985, del opositor Hugo Spadafora y de haber cometido un fraude en las elecciones de 1984 a favor del candidato oficialista, Nicolás Ardito Barletta.

Estas revelaciones han creado un gran desconcierto en el país y anuncios de manifestaciones por parte de la oposición. El decano de la facultad de Derecho de la influyente Universidad de Panamá, Edgardo Molino Mola, recomendó al pueblo que practique desde hoy "la desobediencia civil", y dijo que "el país debe levantarse inmediatamente en una huelga general de brazos caídos, no pagar ni un impuesto más, ni obedecer a ninguna de estas autoridades producto del fraude". El partido de Acción Popular, en la oposición, ha pedido un Gobierno provisional y el Partido Demócrata Cristiano, también en la oposición, está llamando al pueblo para que se manifieste en las calles.Díaz Herrera, de 48 años de edad, reveló en una conferencia de Prensa celebrada el pasado sábado que el general Noriega planeó el asesinato de Spadafora y se marchó a Europa para que no se le involucrara. Según Díaz Herrera, fueron el mayor Luis Córdoba y el capitán Mario del Cid quienes tuvieron la responsabilidad del asesinato.

El ex jefe del Estado Mayor, a quien Noriega jubiló a finales de mayo, pidió a la familia de Spadafora que ratifique su revelación, y ésta indicó que sus investigaciones señalan también al general Noriega como autor intelectual del asesinato. La familia de Spadafora pidió respaldo para Díaz Herrera, quien en estos momentos teme por su vida.

En inesperadas declaraciones, Díaz Herrera confesó que las Fuerzas de Defensa cometieron un fraude electoral en 1984 en beneficio de Ardito Barletta, a quien posteriormente los mismos militares obligaron a dimitir. Las declaraciones tomaron por sorpresa al general Noriega, quien señaló el viernes que se mantendrá en el cargo hasta 1992.

Existe una gran confusión en el país y las Fuerzas de Defensa mantienen un total hermetismo. La única reacción oficial hasta ahora es la de un diario oficialista y promilitar, que ha afirmado que un gurú hindú llamado Sai Baba "ha trastocado mentalmente a Díaz Herrera".

Partidos de la oposición han convocado reuniones y manifestaciones, y más de 300 personas rodeaban durante la mañana del lunes la residencia de Díaz Herrera, quien dijo que Noriega le mandó a decir que se asile en la nunciatura apostólica y que acepte un millón de dólares para que se quede callado. Ambas ofertas han sido rechazadas por Díaz Herrera.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Extraoficialmente se conoció que el Estado Mayor del Ejército estaba reunido ayer en sesión de emergencia y que dentro de las próximas horas difundirá un comunicado oficial.

El Partido Revolucionario Democrático (PRD), partido mayoritario en el Gobierno y creado por el general Torrjos, ha convocado para las próximas horas una conferencia de prensa en la que expondrá su versión de la situación del país.

Pese al anuncio de manifestaciones callejeras, no se observa la presencia de fuerzas policiales en la ciudad de Panamá, de un millón de habitantes. Díaz Herrera dijo que Arnulfo Arias, de 86 años de edad, debe asumir la presidencia de la República y que él le apoyará en ese cargo,

Actualmente ocupa la presidencia de la República Eric Arturo del Valle, vicepresidente electo en 1984, y que asumió la jefatura del Estado en 1985, cuando, según Díaz Herrera, los militares obligaron a dimitir a Nicolás Ardito Barletta.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS