Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del comando de los GAL escribió desde una cárcel de Tailandia una carta a un policía

Ismael Miquel Gutiérrez, el presunto jefe del comando de los GAL implicado en el asesinato del súbdito francés Robert Caplanne, envió desde una prisión de Bangkok una carta a un amigo policía explicándole que se encontraba detenido, acusado de tráfico de droga, aunque utilizaba el nombre supuesto de Antonio Solero. Gracias a esta carta se descubrió el paradero del confidente de la policía y se conoció la verdadera identidad del español encarcelado en la prisión tailandesa.

La noticia no ha podido ser confirmada con el destinatario de la carta, pero un amigo personal del policía que recibió el escrito ha ratificado la existencia y la autenticidad del documento. En medios policiales que en algún momento tuvieron vinculación con las actividades profesionales del confidente se tiene la completa seguridad de que el detenido en la prisión tailandesa es Ismael Miquel.La madre de Ismael Miquel Gutiérrez, que se encontraba ayer con su marido en una población de la comarca del Maresme, cercana a Barcelona, aseguró ayer por teléfono a este diario que desconoce desde hace tiempo el paradero de su hijo y que no sabe dónde se encuentra. Recalcó que la esposa de Ismael Miquel tampoco tiene ninguna información sobre el paradero de su marido.

Los padres de Ismael Miquel Gutiérrez, que viven en un piso de una zona residencial de Barcelona, son propietarios de un pequeño chalé con jardín en una modesta urbanización de la comarca del Maresme, en la que pasan largas temporadas. La casa se compone de tres áreas: residencia, garaje y taller y está custodiada permanentemente por un perro pastor alemán. Los familiares de Ismael Miquel se dedican a negocios relacionados con la confección.

Javier Miquel Gutiérrez, hermano del confidente desaparecido, ha guardado siempre silencio sobre el paradero de Ismael, aunque en numerosas ocasiones ha tenido conocimiento de las actividades supuestamente delictivas de su familiar. En junio de 1976, Ismael y Javier fueron detenidos por robo a mano armada, falsificación de documentos oficiales y mercantiles y placas de vehículos. A raíz de esta detención se supo que Ismael había cometido nueve estafas mediante talones falsificados.

Petición de información

Por otra parte, la Dirección General de la Policía y la Oficina de Información Diplomática (OID) han solicitado a la embajada española en Bangkok que verifique la identidad de Antonio Solero. El Ministerio del Interior ha pedido las huellas dactilares y las fotografías del preso español, para saber si en realidad se trata del confidente.En medios jurídicos se asegura que la suplantación de personalidad de presos extranjeros en las cárceles tailandesas no es un hecho extraordinario. Estas mismas fuentes afirman que un segundo preso español detenido en una cárcel de Bangkok esconde su verdadera identidad con un pasaporte de un amigo que falleció en aquel país como consecuencia de una sobredosis de heroína.Estas mismas fuentes no quisieron precisar el verdadero o falso nombre de este detenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de mayo de 1987

Más información

  • La familia desconoce el paradero de Ismael Miquel