Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consorcio español International Technology canaliza los envíos de armas a Irán e lrak

Los envíos de armamento español a Irán e Irak que se efectúan regularmente desde el puerto de Barcelona provienen de un consorcio denominado International Technology, constituido por empresas españolas de material bélico. International Technology ha venido actuando en los últimos tiempos como pool o consorcio de empresas armamentistas para fomentar y canalizar sus exportaciones. En total, en los últimos seis meses han sido exportadas desde Barcelona a Irán e Irak 5.883 toneladas de armamento, cuyo precio en el mercado supera los 7.000 millones de pesetas, según distintas estimaciones. Si a esta cantidad se le añaden los envíos por un total de 9.200 toneladas detectados en el puerto barcelonés en 1984 y principios de 1985, el volumen del negocio supera los 160 millones de dólares, equivalentes a 20.000 millones de pesetas. Esta aproximación, a la baja, no incluye los envíos registrados en los primeros nueve meses de 1986.

La sociedad denominada International Technology, según fuentes portuarias, canaliza sus envíos a Irán a través de la consignata Sea Spain, representante en España de la agencia estatal iraní IRISL (Islamic Republic of Iran Shipping Lines), mientras los envíos a Jordania, cuyo final es, según todos los indicios, el ejército de Irak, se efectúan a través de la consignataria española Cargomaster.Los buques fletados desde Barcelona con armamento para la guerra del golfo Pérsico durante 1986 y primeros meses de 1987 transportan cargas que oscilan entre las 500 y las 1.000 toneladas. El Frauke, que zarpó el pasado 14 de febrero, transportaba 689 toneladas de bombas de aviación vacías, por un valor de 2,6 millones de dólares (más de 300 millones de pesetas), según ha podido comprobar este diario. El Sea Star, que zarpó el mismo 14 de febrero con destino a Irán, transportaba 72 toneladas de material bélico diverso y 1.000 toneladas de munición de artillería de 122 milímetros, lo que supone unos 21.000 disparos, por un valor de 4,5 millones de dólares (casi 600 millones de pesetas).

A diferencia de los transportes más recientes, los envíos anteriores eran más voluminosos y más espaciados en el tiempo. En el caso del Angelique, que zarpó de Barcelona el 28 de febrero de 1985 fueron embarcadas 2.400 toneladas de munición para artillería e infantería para su transporte al puerto iraní de Bandar Abbás. El valor de la carga del Angelique se estima en unos 25 millones de dólares (más de 3.000 millones de pesetas), según cálculos aproximativos de un experto.

En total, los envíos efectuados desde Barcelona suponen un mínimo de 160 millones de dólares (más de 20.000 millones de pesetas). Esta cifra convierte a Barcelona en el principal puerto español en la exportación de armamento a Irán e Irak. Una parte de estas exportaciones desde Barcelona podría corresponder a un contrato de venta de armamento a Irán a través de Libia, aprobado por el Gobierno socialista en 1983, por un valor total de 180 millones de dólares. Las sanciones adoptadas por la CE contra Libia a raíz de su conflicto con EE UU (abril de 1986) cortaron los suministros de este contrato cuando faltaba por entregar mercancía valorada en 18 millones de dólares, es decir, unos 2.300 millones de pesetas (ver EL PAIS 10-2-1987). Los envíos efectuados a Irán con los buques Atlantic Island (21-1-87) Urrida (18-3-87) y Sea Star (14-2-87) podrían formar parte de esta última Case del contrato con Irán, según diversas fuentes.

Bombas de aviación y obuses

En total, el material bélico exportado a Irán e Irak desde Barcelona a partir de 1984, en los envíos compro a os exactamente 1 p or este diario, comprende los siguientes artículos y cantidades: 3.178 toneladas de bombas de aviación, 3.256 toneladas de munición de 155, 122 y 105 milímetros para artillería, 74.152 kilos de disparos iluminantes, 2.500 kilos de explosivos, 1.465 kilos de munición de subfusil y medio millar de subfusiles.

En este cálculo no figuran las exportaciones realizadas en los tres primeros trimestres de 1986, época en que los envíos fueron también frecuentes, según fuentes solventes.

El comercio armamentista con Irán no ha sido ocultado por las empresas del sector. En conjunto, las empresas agrupadas en la Asociación de Fabricantes de Armamento de España (Afarmade) exportaron en 1986 -unos 100.000 millones de pesetas, 30:000 menos que en 1985. Los pnncipales fabricantes -Santa Bárbara, Bazán y Construcciones Aeronáuticas- sufrieron importantes reducciones en su cifra de negocio a causa de esta contracción de las ventas al exterior, hasta el punto de que un portavoz de Afarmade afirmó que se estaba "maltratando" a la industria de material bélico. Otros empresarios lamentaron que el Gobierno español no financiara este comercio, al contrario de lo que se hace en Francia o Gran Bretaña, como ha informado

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 1987

Más información

  • El valor de los envíos desde Barcelona a partir de 1984 supera ampliamente los 20.000 millones de pesetas