Cartas al director
i

Otra 'Histoire d'O'

"O" sostuvo su mirada durante lo que le pareció un tiempo interminable y, bruscamente, se quedó helada al recordar que estaba prohibido mirar a los amos más arriba de la cintura. Ella cerró los ojos, pero ya era demasiado tarde y le oyó gritar y decir, mientras al fin le soltaba las manos: "Anotad un castigo para después de la cena".Pauline de Régae: Histoire d'O.

Jordi Solé Tura, catedrático de Derecho Político, se negó a repetir una grabación en la televisión autonómica catalana, justificada con el argumento de que había tenido la osadía de mirar directamente a la cámara "y eso sólo lo puede hacer Jordi Pujol, presidente de la Generalitat".

Ante estas rígida jerarquización me pregunto si lo que anda suelto es un sado-masoquismo institucionalizado o el hieratismo ha llegado a límites insospechados.- José Costa Albertí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de mayo de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50