Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal norteamericana desmiente los rumores sobre un alza de la tasa de descuento en EE UU

Ayer fue un día plagado de rumores en los mercados financieros internacionales. A la posible dimisión de Paul Volcker, presidente de la Reserva Federal de EE UU, se añadieron otros como los surgidos en Japón sobre un alza en la tasa de descuento norteamericana, ambos desmentidos. Este último trajo como consecuencia el descenso de un punto en el bono del Tesoro norteamericano.La Bolsa de Nueva York se resintió de estas incertidumbres, pese a la euforia con que los inversores iniciaron la jornada, tras las alzas cercanas a los últimos récords de anteayer. Wall Street cerró ayer con un fuerte retroceso registrando el índice Dow Jones de valores industriales una caída de 51,13 puntos, la quinta mayor pérdida en un día de su historia. El volumen de operaciones fue pequeño lo que se tradujo en una gran volatilidad de los precios.

Sin embargo, ayer, el subsecretario de Asuntos Económicos del Departamento de Comercio norteamericano, Robert Ortner, anunció que los pedidos de bienes de equipo en EE UU aumentaron un 3,4% durante el último mes de marzo, a pesar de que se esperaba un descenso del 0,8% y frente a, un ascenso del 4,1% en febrero. En opinión de Ortner, esta tendencia continuará en los próximos meses, alejándose así los temores sobre una recesión económica, informa Shearson Lehman/ American Express.

Ayer se conocieron también los últimos datos sobre el déficit presupuestario en EE UU que ha descendido un 7,1% en el mes de marzo respecto del mismo mes del año anterior, situándose en 28.010 millones de dólares. Para el primer trimestre del año fiscal 1987 -que comenzó el 1 de octubre del año pasado- los números rojos ascendieron a un total de 121.930 millones de dólares. Sin embargo, los pronósticos de la Administración Reagan han resultado superados por la.realidad.

Entre tantopla cotización del dólar permaneció firme gracias a los rumores de un alza de la tasa de descuento y a la publicación de los pedidos de bienes de equipo. No obstante, los operadores continúan manifestando un cierto nerviosismo debido a las tensiones comerciales todavía existentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de abril de 1987