Nuevas denuncias en Zaragoza sobre irregularidades en la adjudicación de obras

Nuevas denuncias sobre supuestas irregularidades en la adjudicación de obras municipales han acentuado la crisis del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza, que ha motivado la dimisión del concejal responsable de contrataciones y propiedades, el socialista José Luis Castro.

El constructor Francisco Chueca, que ha proclamado públicamente su amistad con el alcalde, el socialista Antonio González Triviño, paarece envuelto en dichas irregularidades y se habla de presunto "cohecho" y de un Chuecagate.

Los grupos de la oposición han vuelto a plantearse la posibilidad de promover una moción de censura contra el alcalde, cuya designación como candidato socialista a las próximas elecciones ofrece dudas entre algunos miembros de los órganos federales del PSOE, pese a contar con el respaldo mayoritario de las diferentes comisiones a nivel regional. La lista que encabeza González Triviño deja fuera a 11 de los 13 actuales concejales con que cuenta el PSOE.

El concejal José Luis Castro presentó su dimisión "irrevocable" el pasado viernes como responsable de la sección de propiedades y contrataciones, al comprobar que iban a adjudicarse las obras de las escuela municipal de danza, cuando ya se habían realizado en parte, "según informe de los servicios municipales de arquitectura". Castro solicitó a la comisión correspondiente la anulación de la subasta en base a que parte de las obras había sido realizada por Construcciones Chueca, con ocasión de las obras de la escuela de folclore. El pasado 16 de febrero se abrieron las plicas para dichas obras en la escuela de danza, comprobándose que sólo se había presentado Construcciones Chueca, que ofertó exactamente la misma cantidad presupuestada, 29.943.248 pesetas.

La adjudicación definitiva a Construcción Chueca de dichas obras se iba a aprobar en el pleno del pasado mes de marzo, y Castro solicitó retirar el expediente. Volvió a insistir en la reunión del pasado viernes, y su propuesta de suspender la subasta fue aceptada por todos los miembros de la Comisión de Hacienda y Propiedades.

Las irregularidades denunciadas por Castro son similares a otro caso que investiga una comisión municipal integrada por representantes de todos los grupos, la adjudicación de forma irregular a Construcciones Chueca de las obras de unas naves municipales por más de 100 millones de pesetas. La comisión trata de averiguar de quién partió la orden de realizar dos fases de dichas obras por 45 y 37 millones de pesetas, respectivamente.

En el fondo de este conflicto, que ha dividido al grupo municipal socialista, subyacen las pugnas en la confección de listas para las próximas elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de abril de 1987.

Lo más visto en...

Top 50