Pujol advierte al Gobierno que no recurra la división territorial al Constitucional

El presidente de la Generalitat calentó ayer el debate sobre la ley de Ordenación Territorial (LOT), que se reanudará mañana en el Parlamento catalán, con una advertencia al presidente Felipe González. Así, Pujol advirtió que el Gobierno central no debe presentar recurso de inconstitucionalidad contra la ley, que la coalición nacionalista Convergència i Unió sacará adelante imponiendo su mayoría parlamentaria.

Jordi Pujol, que no ha querido intervenir en el Parlament en el debate sobre la división territorial de Cataluña, calificó ayer de "escandaloso" un hipotético recurso a la ley por parte del Gobierno central."La LOT se hubiera podido hacer en tan sólo tres meses [una comisión parlamentaria ha buscado durante 13 meses un consenso al que Pujol se comprometió al iniciar su segundo mandato, en 1984] y entonces nos hubiéramos ahorrado muchas discusiones, así como ataques en la Prensa", manifestó el presidente de la Generalitat.

Las afirmaciones de Jordi Pujol en Lérida, realizadas en un tono admonitorio, reflejan el grado de preocupación que empieza a evidenciarse entre los dirigentes de CDC más próximos a Pujol por la falta de noticias a la solicitud de entrevista con Felipe González. Entre estos sectores se asegura que "difícilmente durante mucho tiempo más [el presidente Pujol anunció el pasado 11 de febrero su intención de pedir una reunión con González] podremos seguir diciendo que su no celebración es simplemente un problema de agenda presidencial".

Visita a González

Hay quien no descarta, incluso, que en uno de los reiterados viajes que Pujol realiza a Madrid -hoy participa en un almuerzo organizado por el Movimiento Europeo en la sede central del Banco Popular- se presente en el palacio de la Moncloa sin haber concertado la entrevista. "A lo mejor, esta es la única manera de ver a González", manifestó con convencimiento a este diario un representante del Gobierno catalán durante el viaje que Pujol realizó la pasada semana a tres capitales europeas.El recrudecimiento de la confrontación preelectoral que viven en Cataluña, y principalmente en Barcelona, convergentes y socialistas tampoco ha facilitado una negociación que Pujol situó conscientemente desde el principio en el tema de la supresión de la Corporación Metropolitana de Barcelona (CMB). "La CMB no es más que un organismo intermedio. La idea que tenemos de Cataluña no encaja con la existencia de pequeñas áreas de poder partidista, y yo, como nacionalista, no me imagino una Cataluña dividida en pequeños reinos de taifas", afirmó ayer Pujol durante una visita a Lérida, informa Lluís Visa.

"CDC y el Consell Executiu de la Generalitat tienen decidido desde hace tiempo otra ordenación territorial de Cataluña y el responsable único de las decisiones del Gobierno catalán soy yo como presidente de la Generalitat", añadió.

La ley de Ordenación Territorial de Cataluña engloba a cuatro leyes referentes a las competencias de las diputaciones (se aprobó el envío al Congreso de los Diputados de una proposición para que Cataluña se unifique en una sola provincia que, según el PSC, el PSOE no aceptará); creación de comarcas; área metropolitana de Barcelona; y, organización municipal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS