Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un general peruano será juzgado por el asesinato de 8 periodistas

Un tribunal de Lima, que juzgaba el caso del asesinato de ocho periodistas en la aldea andina peruana de Uchurajai, el 26 de enero de 1983, dictó el pasado lunes penas de prisión de entre 6 y 10 años y el enjuiciamiento del general Clemente Noel Moral, por el delito de desacato.El general Noel era jefe del comando político-militar de la zona de emergencia de Ayacucho, máxima autoridad en este departamento, en el que se halla Uchurajay, cuando ocurrió la matanza, en la que también pereció el guía, Juan Argumedo.

El tribunal decidió que se abra instrucción a Noel por el presunto delito de desacato a las autoridades, ya que, según se explicó en el juicio, ocultó pruebas y no dio facilidades a los magistrados encargados del caso. También impuso una pena de 10 años de prisión a Dionisio Morales, presidente de la comunidad de Uchurajay; de ocho años a Simeón Aucatoma, también autoridad comunal, y de seis años a Mariano Concepción Casani. Los tres condenados presentaron recursos de nulidad apenas concluida la lectura de la sentencia.

Durante el desarrollo del proceso en Lima -se había trasladado desde Ayacucho por considerarse que allí no existían garantías-, los abogados de los familiares de los periodistas y de los inculpados Pidieron que el general Noel fuera acusado como responsable del crimen. Asimismo, varios testigos dijeron durante el juicio que entre los autores de la matanza había miembros de la policía.

La presencia de gente extraña a la comunidad de Uchurajay cuando se perpetró el múltiple asesinato fue revelada por los vídeos de un canal de la televisión que fueron proyectados en el transcurso de la audiencia.

El general Clemente Noel Moral se encuentra en Washington, destinado en la Junta Interamericana de Defensa, según recientes informaciones.

El asesinato de los ocho periodistas y su guía se produjo cuando aquéllos se dirigían a Huaychao para obtener información sobre una matanza ocurrida en ese lugar y se quedaron en Uchurajay.

El entonces presidente de Perú, Fernando Belaúnde Terry, designó una comisión investigadora, que presidió el escritor peruano Mario Vargas Llosa, cuyo informe final señalaba que los periodistas pudieron ser asesinados al ser confundidos con terroristas. Esta versión fue descartada cuando, meses más tarde, fue hallado el equipo fotográfico de Willy Retto, una de las víctimas, con rollos que al ser revelados mostraron escenas en las que los periodistas se estaban identificando ante los campesinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de marzo de 1987