Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puerto de Barcelona mejora beneficios y disminuye el tráfico

El puerto de Barcelona consiguió un beneficio neto de 759 millones de pesetas en 1986, muy superior a los 346 millones obtenidos el año anterior, a pesar de haber disminuido el tráfico de mercancías en un 2%. Los recursos generados ascendieron a 1.953 millones de pesetas, frente a los 1.461 millones de 1985.El balance positivo es consecuencia de un incremento en el tráfico de las mercancías mejor tarifadas, que proporcionan mayores rendimientos, contra un descenso en el tráfico de las mercancías que proporcionan menores beneficios. En la carga general, el puerto de Barcelona descendió durante 1986 en un 5,6%. También descendió un 7,1% en graneles sólidos, mientras que aumentó en un 17,8%. en graneles líquidos no petrolíferos y en un 3,2% en hidrocarburos. Durante 1986, las importaciones aumentaron en 332 toneladas, alcanzando las 6.881.484 toneladas, mientras que las exportaciones descendieron en 912 toneladas, situándose en 4.535.738.

El presidente del Puerto Autónomo de Barcelona, Carles Ponsa, aseguró ayer, en un acto en el que dio a conocer la memoria de 1986, que el puerto es el reflejo de la sociedad y su entorno económico. En este sentido, Carles Ponsa caracterizó al puerto barcelonés por su especialización en la importación de productos semielaborados y la exportación de mercancías manufacturadas, como reflejo de la estructura industrial catalana.

Con relación a los puertos más inmediatamente competidores, como son los de Marsella y Génova, Barcelona mantiene un buen nivel, con 8.007 toneladas cargadas, frente a las 8.674 de Marsella y las 2.545 de Génova.

El puerto de Barcelona superó, por primera vez, los 5.000 millones de pesetas en facturación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1987