Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLÍTICA EN LA PEQUEÑA PANTALLA

Se retrasa en Suecia la emisión del filme soviético '¿Quién mató a Olof Palme?'

La televisión sueca ha decidido retrasar la fecha de exhibición de la película soviética ¿Quién mató a Olof Pabne? La medida ha sido interpretada como una aceptación de las presiones de la Embajada norteamericana en Estocolmo. La emisión estaba anunciada para el día 27, a las 23.20, tras finalizar la programación ordinaria. El viernes pasado, la Prensa informó de la visita de dos funcionarios de la Embajada de Estados Unidos al director del canal que había de ofrecer el programa, en la que plantearon su deseo de que la emisión fuera suspendida o retrasada.

La visita de los diplomáticos, según se aclaró más tarde, no tuvo por objeto impedir la emisión del filme, sino sólo postergarla. El director del canal, Olle Berglund, manifestó su sorpresa por la visita y el planteamiento de los diplomáticos y aseguró entonces categóricamente que no se produciría ningún cambio en la programación.Ahora se anuncia, sin embargo, una nueva fecha, el 6 de marzo a las 23.30, y se fundamenta la decisión en que el cambio favorecerá una mayor audiencia de la película. Un hermano de Olof Palme ha solicitado, asimismo, que se retrase la emisión en atención a los sentimientos de las familiares, especialmente conmovidos en la fecha del primer aniversario, el próximo día 28.

La película, una mezcla de documental y ficción, señala entre las hipótesis sobre el origen del asesinato la presunta responsabilidad de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), una posibilidad que ya fue planteada incluso en el Parlamento.

En la última semana, los informativos diarios de la televisión sueca mostraron un inusual aumento de los espacios dedicados a señalar aspectos negativos de la Unión Soviética, incluso con material de archivo de anteriores reportajes sobre disidentes en el exilio.

La dirección del Partido Socialdemócrata ha organizado para el día 28 un homenaje nacional a la memoria de Palme que incluirá una marcha de antorchas, un concierto por la paz y un servicio religioso de medianoche en la catedral de Estocolmo.

El homenaje permitirá revivir los sentimientos de dolor que ya expresara el pueblo sueco en los días siguientes a a muerte del primer ministro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 1987