Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La perestroika de Gorbachov no alcanzo todas las metas en 1986

La economía soviética experimentó "cambios positivos" en 1986, aunque el ritmo de la perestroika (reconstrucción) emprendida por Mijail Gorbachov no alcanzó las metas fijadas en todos los campos y subsisten "importantes deficiencias", según las estadísticas anuales dadas a conocer oficialmente.A lo largo de 1986, la renta nacional (el equivalente soviético del producto nacional bruto occidental) se incrementó un 4,1%, superando la previsión del plan (3,9%) y el crecimiento del 3,1% registrado en 1985 en relación al ejercicio anterior. La producción industrial creció en un 4,9% en relación a 1985, que tuvo un aumento del 3,9%.

La producción agrícola fue un 5,1% superior a la de 1985, pero inferior al plan, que preveía un 5,3% de incremento. Con todo, supone una notable mejora en relación al crecimiento agrícola nulo registrado en 1985. Tras cinco años de silencio, la URSS ha publicado de nuevo los resultados de la cosecha de cereales, que según las estadísticas oficiales fueron de 210 millones de toneladas, frente a un total de 191,7 millones de toneladas en 1985.

Las secuelas de Chernobil

En el sector energético se cumplieron los planes de producción de gas y carbón, pero la producción eléctrica se vio afectada por el accidente ocurrido en el mes de abril en la central nuclear de Chernobil (en Ucrania) y por el poco caudal de los ríos en diversas regiones del país. En total, la URSS produjo 1,5 billones de kilovatios / hora, 615 millones de toneladas de petróleo, 686 miles de millones de metros cúbicos de gas y 751 millones de toneladas de carbón. El plan preveía 672 miles de millones de metros cúbicos de gas, 733,9 millones de toneladas de carbón y 616,7 millones de toneladas de petróleo. La producción de petróleo no ha cumplido el plan de 1986, pero supera, sin embargo, netamente los 595 millones de toneladas de 1985. Con ello, la producción petrolera remontó el año pasado en la URSS la tendencia negativa que se venía registrando desde 1983.Las estadísticas acusan el impacto del descenso de los precios del petróleo en el mercado rnundial. Ello se refleja en el cornercio exterior de la URSS, que descendió un 8% en relación a 1985, y se centró especialmente en los países socialistas, que acapararon el 67% del volumen comercial total de la URSS, cifrado en 130.000 millones de rublos.

En 1986 se introdujeron órganos de control de calidad (teóricamente no vinculados a la empresa) en 1.500 empresas. Los ingresos reales de la población aumentaron un 2,3% (el plan preveía un 2,5%). El sueldo medio de un trabajador industrial sumaba 277 rublos, y el de un campesino, 231 rublos, contando todos los pluses y primas. La productividad laboral se incrementó un 4,6% en la industria (el plan preveía un 4,1 %) y un 6,9% en la agricultura (según el plan, un 6,7%). La producción de bebidas alcohólicas se redujo un tercio y no se cumplió el plan de inversiones de capital, que experimentó un incremento del 8%, frente al 8,4% planificado. En la mayoría de los ministerios relacionados con la construcción de maquinaria empeoró el cumplimiento de contratos entre productor y comprador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 1987