Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Niños sobre el 36

La Vega de Sariego, Asturias.

Somos alumnos de octavo curso de EGB del CPC Don Salvador Vega Berros, de La Vega de Sariego (Asturias).Este año, incluido dentro de la programación de las ciencias sociales, pensamos dedicar un estudio monográfico a la guerra civil española, coincidiendo con su 502 aniversario.

Por eso hemos seguido semanalmente el programa televisivo Los niños del 36, el cual no ha satisfecho la curiosidad que en un principio nos había despertado.

Si la intención del programa era reflejar las experiencias de los niños que vivieron aquella guerra, creemos que no se escogieron las personas adecuadas, ya que los entrevistados, aunque representaban a los dos bandos, la mayoría era gente con bastantes medios económicos. Debería haber sido gente perteneciente a la clase media, alta y baja, para así poder contrastar las ideas de unos y otros.

Por el contrario, los 14 invitados parecen no haber sufrido nada o casi nada durante la guerra. Es más, la conclusión que sacamos al final es que para ellos fue una diversión. Comprendemos que los niños se sintieran contentos por estar más libres, no ir a la escuela, no estar vigilados por los padres... Pero al mismo tiempo tuvo que haber muchos niños que sufrieran terriblemente en esa época.

Por nuestros abuelos sabemos que aquello no fue una fiesta para los niños: algunos se quedaron huérfanos; otros se vieron separados de su familia para siempre; otros perdieron su vida en los bombardeos.... y muchos pasaron verdadera hambre, que no se acabó al terminar la guerra, sobre todo para el bando de los vencidos.

Nos parece que la parte del final de la guerra fue la peor reflejada de todas, ya que la posguerra no pareció ser amarga para casi ninguno de los entrevistados.

En conclusión, el programa nos decepcionó terriblemente. De fiarnos sólo en él, no creemos que hubiéramos aprendido mucho de la guerra civil.- Jorge Antonio Villanueva y 30 firmas más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de diciembre de 1986