Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EI apoderado de un banco y su familia, secuestrados dos horas por unos ladrones

Un delincuente mantuvo secuestrados el lunes al mediodía, durante dos horas, al apoderado del Banco Urquijo Unión, su esposa y su hijo de corta edad mientras sus cómplices robaban las 1.900.000 pesetas que contenía el buzón de la sucursal de la calle de la Princesa, número 17. El apoderado fue retenido por un enmascarado en el rellano de la escalera de su vivienda, sita en el barrio del Pilar, y obligado a entregar las llaves de la entidad bancaria.

Ramos Pereda, responsable del departamento de Comunicaciones del Banco Urquijo-Unión, informó ayer que el apoderado de la sucursal de la calle de la Princesa, número 17, "está aterrorizado. No desea bajo ningún concepto que se sepa quién es". "Teme", añadió, "que los ladrones tomen represalias porque, según me comentó, parecían estar muy al tanto de su vida".Según el relato hecho a Pereda por el apoderado, el pasado lunes volvía a su casa, en compañía de su mujer y un hijo de corta edad, cuando fueron sorprendidos por un enmascarado en la escalera de su domicilio, que le obligó, a punta de pistola, a entrar en su casa. "Le pidió", cuenta Pereda, "las llaves de la sucursal en donde trabaja, y su primera reacción fue negar que él las tuviera".

Habían transcurrido unos 20 minutos cuando llegó otro individuo, que cogió las llaves y se fue inmediatamente de la casa. Hasta dos horas más tarde no sonó el teléfono de la casa que advirtió al secuestrador que su banda había conseguido su objetivo.

Por su parte, la policía informó que hacia las 15.15 del lunes saltó la alarma de la agencia, conectada con una empresa privada de seguridad. Enviado un coche patrulla, los agentes comprobaron que la puerta estaba cerrada y desde el exterior no se observaba ninguna anormalidad. Las mismas fuentes hablan de tres delincuentes, aunque el apoderado sólo se enfrentó a dos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 1986

Más información

  • 1.900.000 pesetas fueron robadas del buzón de la entidad