Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una plataforma estratégica para Francia

Las calles de Bangui están plagadas de soldados. Son centroafricanos encuadrados por oficiales y fuerzas francesas. La República Centroafricana es una plataforma estratégica para Francia y casi su jardín privado.

El coronel Mansion, francés, es jefe de la guardia presidencial centroafricana y principal consejero de Kolingba. Está ayudado por todo un equipo de militares franceses que, además de aconsejar, mandan.

En el Ejército propiamente dicho, los franceses no tienen puestos de mando, sino que son consejeros. También hay consejeros franceses ante el Gobierno, el primero de ellos el coronel Mansion.

La presencia militar francesa es discreta en la calle y su dotación militar, en principio secreta, asciende a unos 1.500 hombres.

En los últimos años de Gobierno de Bokassa, esta presencia disminuyó, pero volvió a aumentar a raíz de la operación Barracuda, del 20 de septiembre de 1979, en que volvieron los paracaidistas franceses para derrocar al emperador y reinstaurar como presidente a su primo David Bako, a su vez derrocado por Kollngba. Desde entonces ha mejorado la infraestructura militar francesa, que ha servido para las operaciones realizadas en Chad.

Los franceses han modernizado las Fuerzas Armadas de la República Centroafrica, país que constituye, según funcionarios franceses, una plataforma central para la política africana de Francia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1986