Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Grupo Popular pide que los militares de la UMD no se reincorporen

El Grupo Popular ha pedido garantías al Grupo Socialista de que ninguno de los nueve miembros de la extinta Unión Militar Democrática (UMD) pida la reincorporación al Ejército una vez que sea aprobada la ley de rehabilitación de militares profesionales. Los populares aseguran que han solicitado estas garantías para tranquilizar a su electorado, entre ellos un amplio sector de militares, mayoritariamente contrarios a la legitimación de la UMD. El plazo de presentación de enmiendas concluyó anoche, y el resto de los grupos de oposición coincidieron en solicitar la misma rehabilitación para los alféreces sancionados en 1973 por su "ideología política democrática".Fuentes socialistas y del Grupo Popular confirmaron la existencia de reuniones entre ambos en torno a las consecuencias de la aprobación de esta ley. Según la versión socialista, Alianza Popular (AP) planteó en un principio dos preocupaciones: "¿Y si piden el reingreso en el Ejército?", y una segunda que trataba, de una posible extensión de la ley, paraque también pudiera afectara alguno de los condenados por el intento de golpe de Estado del 23-F. "De la última cuestión ya han desistido y sobre el primer punto las garantías que hemos podido dar se basan en las declaraciories de los propios interesados, que no están muy proclives a pedir el reingreso", dijeron las fuentes socialistas.

El Grupo Popular rechazó la versión socialista, según la cual se había tratado de los casos del 23-F. "La rehabilitación de esos militares tendría que venir por una propuesta de todos los grupos parlamentarios, y a esa iniciativa sí nos uniríamos". No obstante, Miguel Herrero de Miñón, portavoz del grupo,precisó: "El Grupo Popular no presentará ninguna iniciativa que contemple ese supuesto, aunque diputados, a título personal, puedan opinar lo contrario".

Las mismas fuentes matizaron que en el grupo de la derecha se asume la rehabilitación de los militares de la UMD, aunque de cara a su electorado tenían que obtener garantías de que no van a solicitar el reingreso.

Después de un debate interno en AP, triunfó la tesis según la cual no iba a presentarse una enmienda a la totalidad. "Si hubiéramos presentado esa enmienda sería para garantizar que los miembros de la UMD se verían obligados a solicítar el retiro previo", dijeron las mismas fuentes, siempre en la línea de asegurar que estos oficiales no se incorporarán a los cuarteles.

El Grupo Popular, finalmente, ha presentado dos enmiendas por las que se solicita la supresión de una disposición del proyecto socialista que también rehabilita a los alumnos de las academias militares que fueron expulsados por su activismo democrático. Se justifica con el argumento de que la ley sólo se dirige a los profesionales y no a los aspirantes a militares. Una segunda enmienda pretende que los interesados pasen a la situación de "disnonible" antes de acceder a cualquier otra situación.

Desde la entrada en vigor de esta norma, los afectados tienen dos meses para solicitar el reingreso. Una enmienda de Izquierda Unida (IU) pide que este tiempo sea de seis meses. IU, Partido Demócrata Popular Centro Democrático y Social y Minoría Catalana, piden en sus enmiendas que la ley se extienda a los alféreces que en 1973 fueron expulsados de la academia militar de Toledo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1986

Más información

  • Todos los grupos apoyarán el texto de la ley socialista