Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA Y LEÓN

Vecinos de Riaño presentan un tercer interdicto para impedir su desalojo

Treinta y dos vecinos de Riaño -localidad leonesa de 942 habitantes censados- presentaron ayer ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cistierna un nuevo interdicto -el tercero en dos meses-, para tratar de retener la posesión de las viviendas y negocios afectados por la próxima construcción de un viaducto dentro de las obras de la presa de Riaño.

De ser admitido por el juez, el recurso legal, éste podría paralizar temporalmente el desalojo y demolición de los inmuebles, según opinión de Mario Sáenz de Buruaga, abogado defensor de este grupo de vecinos. "Si la Administración destruye alguna de estas casas, el interdicto, con la facultad subsidiaria de recobrar la posesión, tiende a que el juez obligue a reconstruirlas", según el letrado.El interdicto surge cinco días después de que el ministro de Obras Públicas, Sáenz de Cosculluela, asegurara en Madrid, en el transcurso de una reunion con representantes municipales de los nueve pueblos que anegará el embalse, que el desalojo de estas viviendas es inminente.

La Comisión de Afectados de la Comarca de Riaño (CACOR), asociación que aglutina a gran parte de la población que habita los pueblos que inundará el embalse, ha restado representatividad al alcalde de Riaño, Guillermo Hernández, en la reunión que mantuvo con el ministro de Obras Públicas.

Para CACOR, las gestiones realizadas ese día por el máximo representante municipal, que fijaron la constitución de una comisión de trabajo encaminada a suavizar los problemas sociales derivados de la construcción del embalse, no contaban con la aprobación de la mayoría de los vecinos ni con parte de la corporación municipal. Al respecto, Guillermo Hernández ha señalado que "la representatividad salió de las urnas", y afirmó que "mucha de la gente del pueblo está intimidada por urra minoría".

Por otro lado, ayer se produjo en el juzgado de Cistierna la formulación de pruebas documentales sobre el interdicto que detuvo las obras complementarias a la construcción del citado viaducto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 1986