Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CAMPAÑA DE LAS ELECCIONES VASCAS

Ardanza afirma que existe un pacto entre socialistas, Euskadiko Ezkerra y EA

José Antonio Ardanza, lendakari y candidato por el PNV a la presidencia del Gobierno vasco, apuntó ayer en Vitoria que el deseo de arrinconar al Partido Nacionalista Vasco (PNV) del futuro Ejecutivo autónomo está uniendo al PSOE, Euskadiko Ezkerra (EE) y Eusko Alkartasuna (EA), poniéndose así las bases de lo que puede ser uno de los posibles pactos tras los comicios del próximo día 30.

El candidato nacionalista subrayó que las últimas manifestaciones de líderes de estas tres fórmaciones están clarificando la situación. "El esquema ya se está perfilando con claridad. Lo que todo el mundo quiere, en definitiva, es que el partido que ha sido la espina dorsal de la conciencia nacionalista quede arrinconado", dijo. Ardanza añadió que Euskadiko Ezkerra está "féliz" pensando que va a participar en el Gobierno que salga de las urnas, actuando como un partido bisagra.En relación con la invitación realizada por Herri Batasuna (HB) para formar, junto con PNV y EA, un frente abertzale que forme un nuevo marco jurídico y político en Euskadi que supere el Estatuto de Gernika, Ardanza consideró prioritario que HB defina y demuestre su talante democrático y que tiene la suficiente autonomía para actuar con las manos libres.

El lendakari tuvo duras palabras para el vicepresidente del Gobierno español, Alfonso Guerra, quien afirmó en días pasados que el PNV ha practicado una política de ambigüedad y que ha contado con la colaboración de HB y de ETA. Ardanza xecordó que el PNV fue el partido convocante de la primera manifestación contra la violencia en Euskadi.

Ardanza afirmó que lo que Guerra dijo en su corta visita al País Vasco lo podía haber declarado en Madrid, "en la plaza de Oriente o en cualquier otra plaza de Madrid, sin que hubieran tenido que desplazar a tanta gente". El lendakari añadió que en materia educativa era posible llegar a un acuerdo con los socialistas y remachó que los criterios aplicados por el Ejecutivo autónomo no vulneran ni la Constitución ni el Estatuto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 1986