Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España no reconoce como contrapartidas del FACA 40.000 millones de pesetas

España ha rechazado hasta el momento más de 40.000 millones de pesetas que la empresa McDonnell Douglas había presentado como parte del programa de compensaciones por la adquisición de 72 aviones F-18A del plan FACA (Futuro Avión de Combate y Ataque), fabricados por la citada firma estadounidense. Hasta el verano pasado, McDonnell había presentado como compensaciones negocios valorados en 660 millones de dólares de 1982 (cerca de 100.000 millones de pesetas), pero las autoridades españolas sólo han reconocido como tales compensaciones 344 millones de dólares (56.000 millones de pesetas).La Gerencia de Compensaciones, dirigida por Antonio Rodríguez, es el organismo español encargado de evaluar los negocios entre EE UU y España que se consideran compensaciones del programa FACA. Periódicamente, McDonnell Douglas presenta la cifra de negocios realizados, pero la citada gerencia analiza las operaciones hechas y resta de las mismas las cantidades que, en su opinión, no han repercutido en directo negocio en favor de España.

De lo s 56.000 millones de pesetas reconocidos por España, 127.700 (el 49%) corresponden a productos de defensa, 9.150 (16%) a negocios realizados en el sector químico, 5.500 (9,8%) a productos siderúrgicos, 3.500 (6,3%) a negocios de ingeniería (como la construcción de una central térmíca en Fairfield) y 2.255 a operaciones del sector naval (como la fabricación de un velero español para la escuela Sea Education).

Programa

Otras compensaciones han sido valoradas como "transférencias de tecnología" en favor de España. En este capítulo España ha reconocido una cifra de 1.200 millones de pesetas. Construcciones Aeronáuticas, SA (CASA), una de las firmas más beneficiadas por el programa, fabrica desde hace meses diversas piezas para el F-18A con componentes de alta tecnología.Hasta el momento, 124 empresas españolas se están beneficiando del programa de compensacíones. Con este programa se pretende que EE UU, como se comprometió McDonnell Douglas, genere en los próximos años una cifra de negocios favorable a España por valor de 300.000 millones de pesetas, que es el precio de compra de los 72 aviones F1 SA. En el caso de que EE UU no realizara el programa, McDonnell Douglas tendría que pagar una multa máxima de 90 millones de dólares. Hasta el momento, el 56% de las empresas beneficiadas pertenece al sector público, y el resto al privado, si bien es superior el porcentaje de negocios que han repercutido sobre las empresas públicas.

A finales de junio, McDonnell había cubierto ya una parte del programa estimada en un 12% por encima de las cifras previstas para esas fechas. Por comunidades autónomas, la más beneficiada es Madrid (57%), seguida de Andalucía (13%), País Vasco (10%) y Cataluña (9%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 1986