Pasión razonable

Joaquim Alberto Chissano, eterno delfín de Samora Machel, contrasta con la personalidad turbulenta, extravertida e irreverente de su antecesor. Aquellos que le conocen bien dicen que bajo sus modales corteses y rostro imperturbable, el nuevo líder esconde una fuerza de voluntad y una intransigencia en los principios no inferiores a las de Machel.

Casado, con cuatro hijos, es delgado y elegante, habla inglés, portugués, swahili y francés, y es un ardiente nacionalista.

Nació el 22 de octubre de 1939 en Chibuto, provincia de Gaza, de la que era también originario Machel. Es uno de los pocos supervivientes de la dirección guerrillera que tuvo el privilegio de acceder a la universidad, en Portugal primero, y luego en Francia, en 1960.

Más información
Joaquim Chissano sucede a Samora Machel como presidente de Mozambique

Fundador de la Unión Nacional de los Estudiantes mozambiqueños, fundador del Frelimo, miembro del comité central y de la comisión ejecutiva desde 1963, pasó largos años en los campos de entrenamiento en Tanzania.

Negociador, con Samora y Marcelino dos Santos de los acuerdos de Lusaka, por los que Portugal reconoció en 1974 el derecho a la independencia de su ex colonia de África oriental, tuvo el encargo de preparar el traspaso de poderes como primer ministro del Gobierno provisional.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Con el regreso de Machel, a la capital, a la cabeza de la guerrilla triunfante, y después de la proclamación de la independencia, el 25 de junio de 1975, Chissano fue, sin interrupción, jefe de la diplomacia mozambiqueña.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS