Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELEVOS EN LA ADMINISTRACIÓN MILITAR

El capitán general de Cataluña solicita pasar a la reserva por entender que ha sido postergado

El capitán general de la IV Región Militar (Barcelona), teniente general Fernando Rodríguez Ventosa, de 63 años, pidió ayer el pase anticipado a la reserva por entender que estaba siendo postergado en su carrera profesional, y especialmente en la reciente selección de los candidatos a la nueva Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM), según informaron ayer diversos altos mandos militares. Rodríguez Ventosa hizo coincidir su petición con la toma de posesión de la nueva JUJEM, lo que originó comentarios críticos contra el general en Defensa y entre algunos generales.

Rodríguez Ventosa presentó su petición de pase a la reserva -ya que entre los mandos militares no existe la posibilidad de presentar la dimisión de sus cargos- al nuevo jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general Miguel Iñiguez, en el curso de una entrevista de una hora de duración que ambos mantuvieron en la tarde de ayer en el Cuartel General del Ejército. Una de las razones más inmediatas del malestar de Rodríguez Ventosa radica precisamente, según las fuentes informantes, en el nombramiento de Iñiguez como jefe del Ejército. Rodríguez Ventosa entendía que Iñiguez no era la persona más adecuada, pero no hizo constar esa opinión en la reunión que el pasado jueves mantuvo en Madrid el Consejo Superior del Ejército.En esa reunión del consejo -al que pertenecía Rodríguez Ventosa como capitán general-, el titular de Defensa, Narcís Serra, propuso a Iñiguez como nuevo jefe del Ejército y no sólo ningún general intervino en contra de la propuesta, sino que, a petición del capitán general de Sevilla, Fernando Gautier, los reunidos dieron su visto bueno por unanimidad a la candidatura de Iñiguez.

Según las fuentes informantes, Rodríguez Ventosa mantenía celos profesionales frente a Iñiguez, lo que en alguna ocasión reciente, hizo que el capitán general de Barcelona realizara comentarios contra Iñiguez cuando éste ya era citado oficiosamente como próximo jefe del Ejército. A pesar de esto, según personas que han conocido de cerca a Rodríguez Ventosa, éste no tenía entre sus aspiraciones profesionales la de jefe del Ejército, sino más bien la de jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD).

Sin embargo, Rodríguez Ventosa ni siquiera ha sido citado en los últimos meses como candidato a esos puestos. Y, de otro Iado, según las fuentes informantes, también había expresado su malestar porque no iba a ser el capitán general que materializara la prevista fusión de las capitanías cuarta y quinta (Zaragoza).

Contacto telefónico

Los primeros rumores sobre la pretensión de Rodríguez Ventosa llegaron ayer al Cuartel General del Ejército después de que Iñiguez pronunciara su discurso de toma de posesión. Varios periodistas preguntaban a Serra qué ocurría cuando Iñiguez se acercó al grupo y, al escuchar las preguntas, no pudo evitar un gesto de disgusto. Poco después, Serra, Iñiguez y el anterior jefe del Ejército, general José María Sáenz de Tejada, pasaron a un despacho y se pusieron en contacto telefónico con Rodríguez Ventosa.Ninguna fuente oficial facilitó ayer información sobre las razones de la petición de Rodríguez Ventosa. Serra se limitó a negar que la iniciativa tuviera relación con la decisión del Gobierno de posibilitar el regreso al Ejército de los nueve oficiales de la Unión Militar Democrática (UMD) como insinuaban fuentes cercanas al general. Estas fuentes dijeron que Rodríguez Ventosa estaba muy afectado moralmente por el asesinato en San Sebastián, hace dos semanas, del general Rafael Garrido.

Durante los pasados miércoles y jueves, Rodríguez Ventosa comentó su malestar con varios otros generales, alguno de los cuales llegó a prestarle bastante atención, hecho que pudo motivar que, en estos días, Rodríguez Ventosa comentara en Barcelona que no iba ser el único en pedir el pase a la reserva.

La capitanía general de Barcelona y el propio Cuartel General del Ejército también se limitaron en sendas notas oficiales a comunicar, respectivamente, que Rodríguez Ventosa había pedido pasar a la reserva y que el jefe del Ejército había tramitado la solicitud a Serra, quien la aceptó. La nota de capitanía general agregaba que, a su entender, no le competía indicar las razones de la petición del teniente general. Por su parte, la nota oficial emitida por el Ministerio de Defensa afirma que Rodríguez Ventosa había solicitado su pase a la reserva por razones personales.

Este periódico trató ayer, infructuosamente, de ponerse en contacto, tanto en Barcelona como en Madrid, con el teniente general Rodríguez Ventosa.

La actitud del capitán general de Barcelona fue ayer comparada en diversos círculos militares con la que el pasado mes de marzo protagonizó el general Fernando Prayzoz, inspector del Arma de Infantería, quien también pidió pasar a la reserva al entender que era él, en lugar del general Francisco Veguillas, quien debía haber ascendido a teniente general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 1986

Más información

  • Rodríguez Ventosa criticó el nombramiento de Íñiguez como jefe del Ejército