Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:EL OMBUDSMAN

La sensibilidad de los lectores pone a prueba a EL PAÍS

En la mayoría de las ocasiones en que los lectores contactan con el ombudsman es para exponer sus dudas sobre la independencia informativa de EL PAÍS. Lógicamente, se refieren a los artículos de la sección editorial, y las quejas no suelen faltar cuando publica con su firma el director de la publicación, Juan Luis Cebrián. En la ocasión que nos ocupa el tema es la orientación observada en determinadas informaciones, y la duda del lector, José María Juarranz de la Fuente, no ha nacido ahora, sino que, como él mismo nos comenta, "ha tomado cuerpo en la distinta cobertura que EL PAÍS ha dado a los congresos del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y el español Centro Democrático Social (CDS), por ser los últimos que se han celebrado y, sobre todo, porque su cercanía temporal ha propiciado la comparación".El fundamento de la acusación contra nuestro periódico la concreta Juarranz en esta frase: "Hay que tener en cuenta un matiz fundamental: el SPD es un partido alemán en la oposición y el CDS es actualmente la tercera fuerza política española. Me parece que no es posible discutir cuál de los dos nos atañe más directamente, por lo que parece evidente que tendríamos que haber recibido una información más exhaustiva del congreso del CDS. Pero lo que ha ocurrido ha sido exactamente lo contrario".

Si bien la referencia a la información no mantiene su actualidad -han pasado casi dos meses de la celebración de ambas convenciones políticas-, por el interés del tema sí parece aconsejable que sea tratado. Se pone en entredicho la objetividad del periódico. El lector madrileño que nos significa la diferencia de tamaño de las reseñas y la dedicación de espacios en primera página que tuvieron los dos partidos tiene su razón y no es nuestra cuestión establecer comparaciones. Debemos concretar, por otra parte, que el CDS no ha planteado al ombudsman ninguna queja sobre las informaciones entonces publicadas.

El responsable de estas informaciones, redactor jefe José María Izquierdo, nos ha enviado sus opiniones: "Los congresos, las reuniones de las ejecutivas, incluso las declaraciones políticas o las conferencias de prensa, no son importantes por el hecho de celebrarse. De ahí que resulta erróneo, a mi juicio, pedir que dos congresos se cubran de la misma forma por el mismo hecho de que se celebran. La valoración periodística es otra, y parte de los contenidos y de las noticias que cada uno produzca. En este sentido, la cobertura que se hizo de uno y otro congreso en las páginas de EL PAÍS creo que fue acertada. La reunión del CDS era un congreso poselectoral, de dos días de duración, en el que no se decidieron variaciones sustanciales a las líneas sustentadas durante la campaña. Por el contrario, el congreso del SPD definía la línea a sostener ante las próximas elecciones del 25 de enero, donde presentará un candidato a la cancillería que fue precisamente en este congreso donde definitivamente marcó su liderazgo: Johannes Rau. Y hubo, además, un hecho de enorme trascendencia para Europa, si es que los socialdemócratas llegan al poder: la promesa del abandono de la energía nuclear. Tras el accidente de Chernobil y la polémica surgida en toda Europa, incluida España, sobre eltema nuclear, es obvio que esta promesa reviste un gran valor".

José María Juarranz, en su preocupación por la independencia informativa de EL PAÍS, llegó a señalar en su carta que "resulta costoso olvidar la relación existente entre el SPD alemán y el PSOE español, sobradamente conocida, y no caer en la tentación de preguntarse si esta relación ha podido influir en criterios informativos".

La Fiesta de la Raza

Iñaki Aguirre, desde Barcelona, escribe al defensor de los lectores, sorprendido al haber leído el pasado 12 de octubre en el santoral, en la sección de Convocatorias, lo siguiente: "12 de octubre de 1986, domingo.

Nuestra Señora del Pilar, fiesta de la Raza...".

Aguirre comenta: "Le escribo para que nos explique a algunos atónitos lectores de este diario qué entienden en la Redacción por eso de la fiesta de la Raza y en qué disposición oficial se menciona la celebración de dicha fiesta".

Sorprendido también el ombudsman, porque no había reparado en esta equivocación, debo señalar que el Libro de estilo de EL PAÍS dice textualmente: "Día de la Raza. Expresión prohibida. Debe escribirse 'fiesta de la Hispanidad' o 'el Doce de Octubre".

El error nace, según reconoce el subdirector Miguel Ángel Bastenier, al reproducirse del Calendario zaragozano los datos y no haber sido revisada esta página por los responsables de la mesa de Redacción.

El servicio de Documentación nos informa que desde 1984 se denomina esta fecha, en virtud de una disposición publicada en el Boletín Oficial del Estado, "Fiesta Nacional de España y la Hispanidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 1986