Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penas de un año de cárcel a dos 'ultras' por tenencia de armas y explosivos

La Sala Primera de la Audiencia de Valencia ha condenado a un año de prisión a los ultraderechistas Alfredo Arlegui Cacho, de 29 años, y Juan Pedro Gómez Ferrer, de 32, como responsables, respectivamente, de los delitos de depósito de armas de guerra y tenencia de explosivos. También ha sido condenado a una multa de 20.000 pesetas José Luis Sánchez Rodríguez, de 25 años, a quien el Tribunal ha apreciado la atenuante de enajenación mental. Los tres, junto con otros dos jóvenes que han sido absueltos, estaban acusados de planear acciones violentas de tipo involucionista.

El tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos -más de seis años- y el que no se haya politizado el asunto, parecen ser causas tenidas en cuenta por el Tribunal para imponer penas relativamente leves, en comparación con las solicitadas por el fiscal. El ministerio público había pedido siete años de prisión para cuatro de los procesados y de tres años para el quinto. Así, Arlegui, Gómez Ferrer y Sánchez Rodríguez se beneficiarán de la suspensión de condena y no cumplirán sus penas por no ser éstas superiores a un año.

El Tribunal considera probado que Arlegui Cacho recibió en marzo de 1980 la oferta de comprar un subfusil zeta robado en dependencias del Ejército en Manuel (Valencia). El arma no le interesó, pero actuó de intermediario para que fuera vendida a una tercera persona, que la adquirió por 40.000 pesetas. Una transacción similar se produjo tras el robo, en aquellos días, de cuatro cartuchos de trilita, de 500 gramos, en las instalaciones militares de Fontcalent (Alicante). En este caso, el mediador fue Sánchez Rodríguez y el comprador Gómez Ferrer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de noviembre de 1986