Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hispanos de EE UU son cada día más pobres

Los hispanos de EE UU son cada vez más pobres y, si no se invierte la tendencia, dentro de escasos años pasarán a constituir el estrato más bajo de la sociedad, tradicionalmente ocupado por los negros, según concluye un estudio estadístico recientemente publicado. Buena parte de la situación cabe atribuirla a las deficiencias del sistema educativo, incapaz de asimilar a quienes carecen de un conocimiento suficiente del inglés.En la actualidad hay 525.000 estudiantes en las escuelas californianas clasificados como con "limitado dominio del inglés", frente a los 189.000 de hace una década. La educación bilingüe que reciben ha sido atacada por Washington, que considera el sistema como "el camino equivocado", en palabras del secretario de Educación, William Bennett. "Como ciudadanos, necesitamos una lengua común", dice Bennett. "En Estados Unidos esa lengua es el inglés", agrega. California aprobará el próximo día 4 una enmienda constitucional que convertirá el inglés en la lengua oficial del Estado.

El abandono de los estudios en la enseñanza media es presentado como "una bomba de relojería económica, uná crisis de grandes proporciones que si no se resuelve pronto tendrá un impacto catastrófico tanto en la economía del sector privado como en la del Estado", según se lee en el informe California y la cuenca del Pacífico: una agenda para una política, elaborado por la Corporación para el Desarrollo Económico de California. Este documento señala que el 31% de los estudiantes deja la enseñanza media antes de recibir ningún título, e indica que en una escuela de Los Ángeles a la que acuden fundamentalmente negros e hispanos, abandona los estudios el 80% de los matriculados.

En Estados Unidos hay censados 5,2 millones de hispanos que viven por debajo del umbral de la pobreza, establecido en 10.989 dólares anuales (cerca de millón y medio de pesetas) para una familia integrada por cuatro miembros.

La renta media de una familia hispana cayó el año pasado 478 dólares, para colocarse en los 19.027, todavía por encima de los 16.786 de una familia negra, pero muy lejos de los 29.152 de los blancos.

A los problemas estrictamente técnicos del sistema educativo se suma la presión económica que supone el tener que dejar los libros para ponerse a trabajar. La revista California Business alerta contra las futuras repercusiones: "La carga de la Seguridad Social se incrementará considerablemente, la criminalidad crecerá y los programas de pensiones carecerán de fondos.

El futuro de la alta tecnología en California se verá cuestionado y los empresarios buscarán otros lugares". Los partidarios del monopolio lingüístico del inglés basan sus argumentos en análisis como el del politólogo Seymour Lipset, para quien "la historia de las sociedades bilingües y biculturales que no se asimilan es historia de conflicto, tensión y tragedia", o en proyecciones del censo que hacen pensar que "la población blanca no hispana comenzará a decrecer a partir del año 2020".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de octubre de 1986