Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe deberá pagar 52 millones a los heridos en el choque de Xirivella

Renfe ha sido condenada a pagar algo más de 44 millones de pesetas a las 40 personas que resultaron heridas, en la colisión de un tren con un autobús de la empresa VASA en un paso a nivel de Xirivella (Valencia), hoy suprimido, y otros ocho millones a varias entidades perjudicadas. En el accidente, ocurrido a las 18.30 del 23 de septiembre de 1980, fallecieron 27 personas, cuyos herederos ya fueron indemnizados.La tragedia sobrevino cuando un autobús repleto de viajeros -en su mayoría jóvenes trabajadores de la empresa textil Feicu que habían acabado su jornada laboral- atravesó el punto en el que se cruzan la carretera Valencia-Torrent y la línea férrea Utiel-Valencia, por la que circulaba en ese momento un tren correo procedente de Madrid. Las barreras no habían sido bajadas. El guarda encargado de hacerlo era Manuel López de Pablo Romero, de 69 años de edad, que había sustituido ese mismo día al titular.

La Audiencia Provincial de Valencia le ha considerado responsable del accidente y le ha condenado a una pena de un año de prisión menor y a indemnizar a las víctimas por un delito de imprudencia temeraria con resultado de muertes. La sentencia declara la insolvencia del guardabarreras y obliga a Renfe, como responsable civil subsidiario, al pago de las indemnizaciones.

El tribunal considera probado que Manuel López no bajó las barreras, a pesar de haber sido avisado telefónicamente de la proximidad del tren desde la cercana estación de Aldaya y de la perfecta visibilidad del tramo de vía situado entre el paso a nivel y la estación. El guarda alegó que no advirtió la llegada del tren por un fallo en el sistema de alarma automática que activaban los convoyes procedentes de Utiel, que había funcionado hasta entonces con inormalidad.

En cambio, horas antes del accidente, el guarda sí había notificado que estaba averiada la sonería instalada en la parte contraria, sin que nadie acudiera a revisar el sistema. El fiscal solicitó el procesamiento de los responsables de, los servicios de seguridad de Renfe en Valencia, pero la Audiencia Provincial desestimó su petición

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 1986