Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz-Mateos intenta sin exito recobrar Williains & Humbert con apoyo de los trabajadores

Los esfuerzos que desde hace semanas despliega José María Ruiz-Mateos en Jerez de la Frontera por lograr el apoyo sindical en su intento de recuperar la bodega Williams & Humbert no parecen estar teniendo demasiado éxito, a la vista de la actitud esquiva que el comité de empresa de Williams mantiene ante las generosas ofertas del antiguo magnate jerezano. Comisiones Obreras es la central mayoritaria en el sector jerezano de la vid y en la propia Williams & Humbert.

El empresario jerezano mantuvo una reunión el pasado 12 de septiembre con el secretario de la unión local de CC OO, José Manuel Trillo Marín, y con el representante de esta central sindical en Williams & Humbert, José Manuel Romero, informa José Contreras desde Jerez. La reunión, que ha sido mantenida en secreto por ambas partes, tuvo lugar en el chalé que la familia Ruiz-Mateos posee en la urbanización privada Vistahermosa, en El Puerto de Santa María.Según reconoció ayer Trillo, la reunión con Ruiz-Mateos era parte de un compromiso adquirido el pasado mes de agosto durante la intervención de ambos en un programa de Radio Nacional, en el que Trillo expuso la preocupación existente en Jerez por la pérdida de "más de 500 puestos de trabajo tras la reprivatización de las bodegas de Rumasa".

"Yo me llevé a José Manuel Romero porque quería tener algún testigo de lo que allí se dijera", afirmó Trillo, quien dice haber acudido a la cita "a nivel particular" y no "en nombre de CC OO". El industrial jerezano quiso convencer al máximo representante de CC OO en Jerez de que "no era tan malo", agregando que "la actuación del Gobierno socialista en el caso de Rumasa recordaba los mejores años del franquismo".

El objetivo básico de Ruiz-Mateos en esta entrevista, que a su vez es el eje de toda su actual estrategia en Jerez, fue, según reveló ayer Trillo, "intentar buscar el apoyo de CC OO para la compra de Williams".José Manuel Romero se limitó a escuchar detenidamente la oferta de Ruiz-Mateos a la plantilla de la firma. La reunión duró algo más de una hora y Ruiz-Mateos quiso invitar a almorzar a Trillo y Romero, a lo que éstos se negaron. En el encuentro también estuvo presente Alfonso Lacave y un trabajador llamado Miguel Trujillo.La estrategiaWilliams & Humbert, propiedad actual del Patrimonio del Estado, es la última sociedad que queda por reprivatizar de la que fuera división de vinos de Rumasa. El objetivo del empresario se contra en recuperarla a toda costa, aunque sin pasar por el correspondiente concurso que en su día abrirá el Patrimonio -que ya ha recibido ofertas por las bodegas-, lo que le obligaría a efectuar un fuerte desembolso. La estrategia del empresario trata de vincular en su proyecto a los trabajadores de Williams para, contando con las presiones de éstos ante el Patrimonio, lograr una adjudicación que le permita entrar en Williams por la puerta de servicio sin pasar por el fielato de competir en una puja libre con otras ofertas privadas.

Ruiz-Mateos ha prometido a los trabajadores de Willianis una participación del 25%, en el capital social de la firma si logra hacerse con ella. Lo cual es toda una ganga: teniendo en cuenta que Williams tiene actualmente un patrimonio neto negativo de 5.150 millones de pesetas, ese 25% significaría que los trabajadores tendrían que aportar más de 1.250 millones de pesetas para cubrir su parte correspondiente en el agujero.

La frialdad sindical no parece enfriar los ánimos del empresario jerezano. De la mano del potente club ruizmateísta jerezano, el empresario intenta ganarse el favor de otros sectores sociales y económicos de Jerez. Fuentes dignas de crédito han informado de un intento fallido de celebrar, el pasado miércoles, día 24, festivo en Jerez, una asamblea de trabajadores de Williams en los locales de la caja de ahorros jerezana. El anuncio de que el conúté de empresa no respaldaba esa convocatoria hizo naufragar el intento.

Fuentes del sector vinícola jerezano afirman que el empresario ha comprado ya, a través de personas interpuestas, una serie de pequeñas bodegás, entre ellas la de Manzanilla La Guita. Pero Ruiz-Mateos necesita una bodega importante, con prestigio y marcas conocidas, para reanudar su peculiar andadura por los negocios del jerez. Las presiones del empresario por ganar terreno en Williams llegan a las llamadas telefónicas al entorno familiar de los gerentes actuales de la firma, plagadas de promesas y brillantes futuros.

El empresario ha negado haber comprado el antiguo cine Maravilla de Jerez. El edificio, propiedad del Ayuntamiento, fue vendido hace dos meses por 100 millones de pesetas a la inmobiliaria Maldonado y Erquicia. Esta empresa, según Ruiz-Mateos, pertenece a Manuel Cambas, que "se está dejando querer mucho" señaló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de septiembre de 1986

Más información

  • Entrevista entre CC 00 de Jerez y el empresario