Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quiebra la empresa petrolera de la familia Hunt, que inspiró 'Dallas'

Washington

La Placid Oil Company, una de las empresas petroleras privadas más importantes de Estados Unidos, propiedad de los tres hermanos Hunt, se acogió a la ley de bancarrota para protegerse de los acreedores (sobre esta familia estaba basada la serie televisiva Dallas).

Representantes de Nelson, William y Lamar Hunt solicitaron ante un tribunal de Nueva Orleans (Luisiana) la protección de la Placid Oil y de la empresa inmobiliaria subsidiaria, con base en Dallas (Texas), contra las demandas de pago de los bancos de 1.400 millones de dólares concedidos en préstamos. La decisión de acogerse al capítulo 11 de la ley federal sobre bancarrota impedirá que los 23 acreedores más importantes de la Placid Oil se hagan con la compañía, que tiene empleadas a 20.000 personas, y además dará tiempo a la empresa para reorganizarse y tratar de salir adelante.

Según el diario The New York Times, la fortuna de los Hunt se estimaba, al final de la década de los años setenta, en unos 6.000 millones de dólares, repartidos en ranchos, inmobiliarias, petrolíferas y propiedades agrícolas por todo el oeste central de Estados Unidos.

Varios errores graves y la bajada de los precios del petróleo se consideran, en medios financieros, las principales causas de la bancarrota de esta familia magnate del petróleo. Los Hunt han abierto un proceso contra los 23 bancos acreedores, a los que acusan de conspirar para dejar fuera del mercado a la Placid Oil y a su subsidiaria, Penrod Drillin Cp, y de los que tratan de obtener 14.000 millones de dólares en compensación por daños.

La banca niega haber actuado mal y afirma que sólo trató de cobrar el dinero adeudado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de septiembre de 1986