VERANO 86

El príncipe de Gales regresa al Reino Unido mientras 'lady' Di permanece en Palma

El príncipe Carlos de Gales abandonó ayer Palma de Mallorca en un avión de la Fuerza Aérea británica, que despegó de la zona militar del aeropuerto de Son San Juan poco antes de las once de la mañana. El príncipe Felipe de Borbón y su hermana, la infanta Cristina, acudieron a despedir al heredero de la Corona británica, que ayer se reunió con la reina Isabel II en la localidad escocesa de Balmoral, donde veranea la familia real británica. La princesa Diana y sus hijos, Guillermo y Enrique, permanecerán en Palma, como huéspedes de los Reyes de España, hasta mañana, jueves.Después de la jornada marítima del lunes, en que las dos familias reales acompañadas de varios invitados -y de los dos hijos de los príncipes de Gales- se bañaron en las proximidades de la isla de Formentor, en la costa noroeste mallorquina, el día de ayer los huéspedes de Marivent prefirieron dedicarlo al descanso.

El yate Fortuna permaneció atracado en el embarcadero de Porto Pí, entre las fragatas de la Armada que montan guardia habitualmente en esta pequeña base naval situada a escasa distancia de Marivent.

La entrada de la residencia oficial de los Reyes de España en Palma constituyó, por lo demás, ayer el foco de atención de toda la prensa descatada en Mallorca. Ante la puerta de Marivent se congregaron, en efecto, informadores que esperaban la llegada del presidente del Gobierno, Felipe González, y la salida del príncipe Carlos.

Entre las 10.30 y la 13.30 horas los periodistas fueron testigos de la agitada actividad del palacio a través de los vehículos de todo tipo que constantemente entraban y salían del edificio.

Furgonetas de una importante floristería de Palma, un jeep cargado de verduras, vehículos de la Compañía Telefónica Nacional de España, coches de los servicios de seguridad del palacio y vehículos oficiales con personas desconocidas a bordo, deshicieron reiteradas veces, al entrar en Marivent, el corrillo de informadores que esperaba en la puerta.

El hijo del sha

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De otro lado, ayer se mantenía la incógnita en la ciudad respecto a la llegada del hijo del sha, Reza Palhevi. Mientras algunos diarios publicaban ayer la noticia de su llegada, -de hecho los periodistas esperaron durante horas y sin éxito a que ésta se produjera- nadie en Palma pudo confirmar ayer este extremo. No obstante, ayer otras informaciones precisaban que el príncipe Reza había llegado al aeropuerto de Son San Juan pilotando su avión privado y que una vez en Palma se dirigió a su residencia privada en un Mercedes rojo. Fuentes de los servicios de prensa del aeropuerto negaron rotundamente que el príncipe Reza llegara a la capital mallorquina a bordo de ninguna avioneta.Sí llegó el lunes a Palma el ex presidente austriaco Bruno Kreisky, uno de los personajes más populares en la isla. Se especuló ayer con que González acudiese a visitarle pero el encuentro no se produjo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS