Francia aprueba una ley que permite la expulsión inmediata de extranjeros 'peligrosos'

Francia dispone desde ayer de una nueva ley en virtud de la cual la Administración puede expulsar del país por decisión del prefecto de Policía, y sin intervención judicial a cualquier extranjero que constituya "una amenaza grave para el orden público". Esta ley, aprobada por la Asamblea y el Senado, sustituye ala ordenanzade, 1945 sobre expulsiones de "urgencia absoluta", que se ha aplicado recientemente a cinco presuntos activistas de ETA, y refuerza los poderes del Ministerio del Interior."Nos sentimos más cómodos, porque ya no pueden reprocharnos que aplicamos un texto antiguo. Además, ahora se trata de una ley y no de una ordenanza", señaló ayer un portavoz del Ministerio encargado de la Seguridad.

La nueva ley no afecta a quienes poseen el estatuto de refugiado político ni a quienes se encuentren reclamados por la justicia de otro país. No obstante, la decisión adoptada por la Asamblea y el Senado del país vecino ha causado inquietud entre los exiliados vascos en el sur de Francia. En estos medios se ha precisado, sin embargo, que los miembros más significados de ETA se encuentran ya reclamados por la justicia española, por lo que en caso de ser detenidos tendrían que someterse a un proceso de extradición.

Página 11

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS