_
_
_
_
_

Destituido un inspector de prisiones que vetó a varios funcionarios por malos tratos

Andrés Márquez, director general de Instituciones Penitenciarias, decidió el lunes el cese del inspector de personal de su departamento, Gerardo Mínguez, porque éste se opuso a que varios funcionarios con antecedentes por malos tratos figuraran en los cursos de mando, según fuentes del Ministerio de Justicia.

Andrés Márquez, que advirtió que no pensaba entrar en polémica, reconoció que el cese está relacionado con los mencionados cursos y puntualizó que "los inspectores son cargos de libre designación y cesan cuando hay razones de interés público y administrativo".Mínguez había sido designado por el propio Márquez hace un mes y medio. El subdirector general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Lara, que ayer comenzó sus vacaciones, incluyó en la lista de personal a varios funcionarios que habían sido expedientados, sancionados o que estaban sometidos a expedientes por malos tratos, según el inspector Mínguez y rechazó a otros que contaban con el apoyo de UGT.

El cese fue decidido cuatro días después de conocerse a través de la Prensa el descontento existente entre varios cargos de la Inspección General de Personal por la selección para los cursos de mando.

El funcionario cesado anunció al pasado jueves su intención de dimitir y expuso que deseaba ver al director general para explicar su postura. Fuentes del Ministerio de Justicia explicaron que Andrés Márquez desconocía lo que estaba ocurriendo hasta que se enteró por la Prensa.

En sus declaraciones, Andrés Márquez, que fue nombrado director general de Instituciones Penitenciarias en octubre del año pasado, como sucesor de Juan José Martínez Zato, explicó que los criterios que se han seguido para la selección han sido de público conocimiento y añadió que "las reclamaciones fundadas se han tenido en cuenta". Sin embargo, el secretario general de UGT Modesto Nolla envió una carta a Márquez quejándose de cómo se realizaba la selección para el cursillo que no obtuvo ninguna respuesta.

Por su parte, Andrés Márquez añadió que no estaba dispuesto a admitir ningún criterio subjetivo sobre la selección de funcionarios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Solicitan dimisiones

Por otra parte, el colectivo Sociedad y Prisión y el Sindicato Democrático de Prisiones (SDP) denunciaron ayer, en sendos comunicados enviados a la agencia Efe, la selección para los cursos de mando de funcionarios conocidos por su idelogía ultraderechista mientras solicitaban el cese de Andrés Marquéz y del subdirector Ángel Lara, ascendido por el primero al puesto de subdirector general de Instituciones Penitenciarias.

Márquez explicó que estaba acon,stumbrado a este tipo de comunicados de gente "que no se sale con la suya" y obvió una vez más el enfrentamiento con los colectivos, respaldándose en el principio de la libertad de expresión. Márquez dijo desconocer el colectivo Sociedad y Prisión y defendió su talante democrático, afirmando que en varias ocasiones había ofrecido puestos de mando a personas pertenecientes al Sindicato Democrático de Prisiones, que ahora le tacha de reaccionario. Según el SDP, la Dirección General, "especialmente Márquez y Lara", realiza una política reaccionaria "con conocimiento de instancias superiores".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_