Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entregado el III Premio Ortega y Gasset a dos redactores del periódico 'La Vanguardia'

Jordi Bordas y Eduardo Martín de Pozuelo, redactores del diario barcelonés La Vanguardia, recibieron ayer el III Premio Ortega y Gasset de periodismo por un trabajo de investigación sobre las actividades de la Mafia en España y en torno al tráfico de heroína. El premio, dotado con un millón de pesetas, fue entregado por Jesús de Polanco, presidente del Consejo de Administración de Promotora de Informaciones, SA (PRISA), editora de EL PAÍS, y convocante del premio, y por el director del periódico Le Monde, André Fontaine. Este último pronunció una conferencia sobre los problemas actuales de la Prensa en Europa.

Asistieron al acto, que se celebró en la sede de la Fundación Santillana, directivos de algunos de los más prestigiosos medios de comunicación de Europa y de América, invitados para conmemorar el décimo aniversario de EL PAÍS, así como políticos, empresarios y periodistas de diversos medios.de comunicación españoles.Jesús de Polanco dijo en el acto de entrega del galardón que PRISA ha tomado el nombre de Ortega y Gasset precisamente porque es un orgullo para el pensamiento español y para el periodismo. "He.mos querido premiar trabajos ajenos a EL PAÍS no por altanería, sirio porque queremos ayudarnos a nosotros mismos reconociendo lo que hacen bien los demás".

"En nombre de PRISA", concluyó Polanco, "estarnos muy contentos de haber llegado a donde estamos. Ahora nos planteamos qué vamos a hacer en los 10 próximos años".

Jordi Bordas, uno de los premiados, agradeció el galardón, al que calificó de "nueva vía a los profesionales de la información para que se dediquen a la investigación". Tanto Bordas como Eduardo Martín de Pozuelo han dedicado varios años a la investigación de las actividades de la Mafia en España.

André Fontaine, que fue presentado por el director de EL PAÍS, Juan Luis Cebrián, analizó los retos que tiene en estos momentos la Prensa tanto en Europa del Este como del Oeste, y afirmó que para que la Prensa occidental se mantenga independiente es necesario superar el reto de las nuevas tecnologías periodísticas y la competencia de la televisión.

El director de Le Monde insistió en que la explosión de los medios audiovisuales está cambiando no sólo las fuentes de financiación -sobre todo la publicidad-, sino incluso las formas de hacer periodismo. Puso como ejemplo concreto que su periódico se ha visto obligado a adquirir un moderno sistema de impresión para insertar publicidad en color porque así lo exige el mercado. Fontaine indicó que para afrontar la crisis la Prensa no puede contar ni con el Estado ni con los grandes imperios, porque entonces perdería su independencia. También se refirió a la amenaza de las concentraciones de Prensa y citó algunos grupos representativos corno Hersant o Springer.

"Frente a estas dificultades existe una solución", dijo: "el sacrificio y la colaboración con otros grupos afines". "Adernás", añadió, "una empresa de Prensa tiene que ir pensando también en trabajar con los medios audiovisuales".

El conferenciante dijo finalmente que una de las misiones de la Prensa es ayudar a las personas a comprender las cuestiones que le conciernen, aunque éstas sean muy complejas. La Prensa debe ser, además, muy crítica con el poder, según Fontaine, quien terminó diciendo, con una frase de Alexis de Tocqueville: "La libertad de la Prensa es de tal importancia que justifica sus excesos".

Entre los asistentes al acto se encontraba Peter Frey, director del suplemento dornúlical del periódico suizo Tages Anzeiger, de Zurich. Frey estima que la Prensa se está adaptando bien a la era de la televisión. "Aunque han desaparecido algunos periódicos, ahora existen más lectores, sobre todo de los periódicos serios y rigurosos. Ha mejorado paralelamente la calidad de los artículos por el hecho de que la televisión da una información más superficial".

Héctor Magneto, vicepresidente ejecutivo del periódico Clarín de Buenos Aires, trasladó en su intervención los problemas genéricos de la Prensa a la situación argentina. Afirmó que en su país la Prensa todavía se encuentra colaborando en la construcción del proceso democrático, "controlando al Gobierno, pero a la vez siendo un elemento moderador".

Enrique Ziberí, director de la revista peruana Caretas, dijo que la Prensa de su país tiene parecidos problemas de financiación y subsistencia a los de la Prensa europea, "aunque en estos momentos algunas publicaciones viven con euforia la figura de Alan García en el poder".

Por otra parte, en la noche del pasado domingo al lunes PRISA organizó una fiesta en una discoteca de Madrid, dentro de los actos conmemorativos del décimo aniversario, a la que asistieron varios cientos de persoipas del mundo del espectáculo, la política, la cultura, la economía y el periodismo.

Más información en la página 31

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de mayo de 1986

Más información

  • El director de 'Le Monde' analiza los problemas de la Prensa en Europa