El Gobierno vasco recurrirá la sentencia contra la expulsión de ocho 'ertzainas'

El Gobierno vasco recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencía dictada por la Audiencia Territorial de Bilbao por la que se anulaba la expulsión del cuerpo de ocho miembros de la policía autonórnica vasca (Ertzantza) pertenecientes a la dirección del sindicato Erne. Los miembros de la policía autónoma fueron expulsados mediante un decreto del Gobierno vasco publicado el 29 de octubre de 1985, después de que se les abriera un expediente por una manifestaciones hechas a la Prensa..El portavoz del Ejecutivo autónomo informó ayer que la decisión de recurrir se había adoptado en el Consejo de Gobierno del pasado martes y que el Gobierno que preside José Antonio Ardanza ya había recibido oficialmente la sentencia de la Audiencia de Bilbao.

Ibarzábal no adelantó, en el curso de la conferencia de prensa en la que se dieron a conocer los términos del acuerdo gubernamental el contenido del recurso del Ejecutivo, e indicó que aún no está concluido el informe.

El portavoz gubernarnental tampoco aclaró cuál será la instancia ante la que recurrirá el Gobierno vasco, pero adelantó que no lo hará ante la Audiencia Terriltorial, sino ante tribunales superiores.

La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Territorial de Bilbao había anulado el decreto del Gobierno vasco, aprobado en octubre de 1985, por el que ocho miembros de la junta rectora del sindicato de la Ertzantza (policía autonómica vasca) quedaban separados del cuerpo. La sentencia, dictada el 22 de marzo pasado, según informa Chelo Aparicio, incluye una única sanción a estos policías pero ordena que la Administración autonómica dicte un nuevo auto sancionatorio que no acarree la expulsión,del cuerpo.

Los ocho ertzainas, que cuestionaron públicamente por medio de conferencias de prensao en boletines informativos la gestión del departamento de Interior del Gobierno vasco y la actividad de sus altos cargos, fueron separados del servicio el 29 de octubre de 1985. Un mes más tarde, en noviembre de ese año, interpusieron recurso ante la Audiencia Territorial de Bilbao, amparándose en la ley de protección jurisdiccional de los derechos fundamentales de la persona.

La sentencia, que consta de 20 folios, entiende que algunos hechos sancionados son imedios lícitos del ejercicio de libertad sindical, ya que resuelve que la policía autonómica vasca es un cuerpo funcionarial de carácter civil. Únicamente uno de los cargos, de los cinco que imputaba el departamento de Interior a los ocho policías, relativo a las manifestaciones que hicieron en la conferencia, de prensa celebrada en Bilbao el 24 de enero de 1985, es considerado motivo de sanción, que, en todo caso, "no conlleve la separación del cuerpo de los afectados".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS