Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El análisis del agua que contenían los pulmones de Zabalza ratifica que murió ahogado en el Bidasoa

Mikel Zabalza murió ahogado en las aguas del río Bidasoa, según confirman los resultados de las muestras del agua encontrada en sus pulmones, que han sido analizadas en el Instituto Nacional de Toxicología, de Madrid. Fuentes jurídicas aseguraron que "no había agua extraña" en los pulmones del joven navarro, que fue encontrado sin vida el pasado 15 de diciembre en el Bidasoa, cerca de Endarlaza (Navarra). El cadáver fue descubierto en la misma zona donde la Guardia Civil aseguró que Mikel Zabalza se había evadido, con las esposas puestas, de los agentes que le custodiaban en la madrugada del 26 de noviembre último.

Los resultados de las muestras de sangre así como del agua encontrada en los pulmones de Mikel Zabalza no han sido todavía dados a conocer a las partes personadas en este sumario: la familia Zabalza y los tres guardias civiles implicados en este caso. Fuentes jurídicas aseguraron ayer a este periódico que el agua encontrada en los pulmones de Zabalza cuando se le practicó la autopsia, en el Instituto Anatómico Forense de Pamplona, era del río Bidasoa. Estas fuentes dijeron también que de los análisis de las muestras de hígado, pene y piel realizadas en el Instituto Nacional de Toxicología no contradecían los resultados de la autopsia practicada al cadáver de Zabalza por los médicos forenses de Pamplona, Pedro de Pablo y Ángel Burgués.A la realización de esta autopsia, hecho éste que se produjo horas después de que fuese encontrado en el río Bidasoa Mikel Zabalza, asistieron el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, Fermín Zubiri, el secretario del juzgado, el fiscal de la Audiencia Territorial de Pamplona y los abogados de ambas partes: Iñigo Iruín y Jorge Argote. Informa desde Pamplona Carmelo C. Ridruejo.

Los dos médicos forenses de Pamplona en su informe aseguraban que Mikel Zabalza murió ahogado y su cuerpo no presentaba signos externos ni internos de violencia. Señalaba además que Mikel Zabalza falleció ahogado entre 15 o 20 días antes de que fuese encontrado flotando en las aguas del río. El cadáver había permanecido sumergido en el agua durante todo este tiempo. Después de practicar la autopsia se envió al Instituto Nacional de Toxicología de Madrid a analizar las muestras del agua encontrada en los pulmones de Mikel Zabalza, así como de la sangre y algunas de sus vísceras.

Nueva prueba

No obstante esta autopsia, una médica danesa -Kareen Helver Larsen, profesora ayudante del Instituto de Medicina Forense de la universidad de Coopenhague y miembro de Amnistía Internacional- elegida por los abogados de la familia, practicó una nueva prueba pericial al cadáver de Mikel Zabalza. En unas declaraciones a un periódico danés, Kareen Helver Larsen criticaba con dureza los métodos utilizados por los dos médicos forenses en la realización de la autopsia. Según Kareen Helver la autopsia practicada por estos dos médicos quedaba claramente muy por debajo de las exigencias en este campo a nivel europeo. La doctora danesa aludía en sus manifestaciones a la falta de conocimientos de los dos médicos forenses y detallaba además que explicó a la madre de Mikel Zabalza, que no encontró señales de tortura en el cadáver del joven navarro, muerto en extrañas circunstancias, pero que dada la tradición danesa en la lucha contra dicha práctica, sabía que no siempre deja huellas.

Tras la realización de esta prueba pericial se envió igualmente a analizar al citado instituto algunas muestras más como, por ejemplo, restos de ropa, tejidos de la piel y restos de orina, entre otros elementos.

Los doctores Pedro de Pablo y Ángel Burgués, por otra parte, ante las manifestaciones de la doctora danesa hicieron público ayer un comunicado en el que aseguraban que la autopsia practicada al cadáver de Mikel Zabalza se efectuó conforme a la normativa vigente y que igualmente se efectuaron cuantas operaciones se consideraron necesarias para la determinación de la causa y circunstancias de su muerte. Ambos doctores explican en su nota que durante la práctica de la prueba pericial complementaria efectuada por la doctora Kareen Helver se realizaron por parte de los dos médicos forenses, cuantas operaciones anatómicas y tomas de muestras fueron solicitadas, finalizando cuando dicha doctora lo estimó oportuno.

Expresan su respeto a las normas deontológicas de uso común que les impide hacer declaraciones sobre la preparación científica de la doctora danesa.

Traslado de inspectores

Por otra parte han sido trasladados fuera de Navarra varios de los 12 inspectores de policía expedientados por los incidentes que ocasionaron el pasado 18 de diciembre en Pamplona. En la fecha indicada, un grupo de inspectores agredió con porras y objetos contundentes a personas que se refugiaban en portales durante los incidentes de orden público que se registraron en la capital navarra en protesta por la muerte de Mikel Zabalza.

Una investigación probó que los agresores se desplazaron en coches camuflados de la Jefatura Superior de Policía de Pamplona. Doce inspectores fueron sancionados y se abrió una información al comisario jefe de su brigada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de enero de 1986

Más información

  • Puntualizaciones de los forenses de Pamplona a las críticas de una médica danesa