Los bomberos rescatan el cadáver de una persona enterrada en un pozo

Los bomberos de la comunidad de Madrid rescataron ayer el cadáver de un hombre identificado como Manuel López Rodríguez en un pozo situado en el kilómetro 29 de la carretera comarcal 501, en el término municipal de San Martín de Valdeiglesias. El cuerpo, que se encontraba oculto bajo unas piedras, fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para que le fuera practicada la autopsia.Al parecer, la Brigada de Homicidios solicitó la ayuda de los bomberos para extraer el cuerpo del pozo. Un portavoz de los bomberos informó que Manuel López Rodríguez llevaba al menos dos meses muerto. El cadáver estaba cubierto de piedras en el fondo del pozo, de unos 12 metros de profundidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 08 de diciembre de 1985.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete