Los electores daneses dan un toque de atención al Gobierno

Los resultados de las elecciones municipales del martes en Dinamarca no parecen poner en peligro la continuidad del Gobierno de centroderecha de Poul Schluter en los dos años que restan de su mandato, aunque tampoco constituyen un triunfo para los partidos de la coalición. De ellos, el único que muestra un avance, aunque menor de lo esperado, es el Partido Conservador del primer ministro, quien admitió que el resultado era una llamada de atención para el Gobierno.

Los otros partidos -el Liberal, el Popular Cristiano y los Demócratas del Centro- perdieron posiciones, y otro tanto ocurrió con el Radical de Izquierda, que, aunque no integra la coalición, apoya generalmente al Gobierno.El Partido Socialista Popular, marxista, colocado a la izquierda de la socialdemocracia, aparece como el primer triunfador. Ha duplicado sus votos con relación a las últimas elecciones comunales de 1981 y pasa de 33 a 60 concejales.

El derechista Partido del Progreso, que lideraba el controvertido Mogens Glipstrup, sufrió una aplastante derrota pese a sus propuestas electorales: la eliminación de los impuestos y la expulsión de los extranjeros. Glipstrup pierde 25 de los 27 concejales que tenía y ha fracasado en su propia candidatura en Copenhague. Todo indica ahora que Glipstrup, y probablemente también su partido, desaparecerán de la escena política danesa. El escándalo de su condena a la cárcel por fraude de impuestos fue un trago demasiado amargo para una sociedad en la que este tipo de delitos es tanto o más grave que los de sangre.

Otra nota destacada es la irrupción en la arena política del Partido del Medio Ambiente, los verdes, que se hizo con un 2,6% de los votos. Se aseguran así varios puestos en los Ayuntamientos y les queda abierto el camino hacia el Parlamento en las próximas elecciones.

El Partido Socialdemócrata, que encabeza el popular Anker Jorgensen, aunque sufrió una derrota en la capital -donde perdió cuatro concejales-, a nivel nacional experimentó un alza moderada en relación a las comícios anteriores. Las cifras indican que el avance obtenido por los conservadores lo ha sido en parte a costa del Partido del Progreso y en parte de sus aliados en la coalición.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS