Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 'mentiras' de Rozanne Ridgway

Las conversaciones hispano-estadounidenses iniciadas en Madrid los pasados 23 y 25 de octubre han dado lugar a una guerra sorda entre las diplomacias de ambos países: mientras los norteamericanos mantenían que España nunca había planteado la negociación para el reajuste de los efectivos militares norteamericanos, los españoles decían todo lo contrario. Hasta el momento, unos y otros hicieron sus afirmaciones en privado, pero el debate comenzó a ser público la pasada semana.

Rozanne Ridgway, una diplomática de carrera, de 50 años, experta sobre todo en asuntos Este-Oeste e inmersa estos días en la preparación de la cumbre de Ginebra, se ha visto sorprendida por el escándalo político provocado en Madrid por sus declaraciones en el Congreso. Ridgway, que es la secretaria de Estado adjunta para Asuntos de Europa, uno de los brazos derechos del secretario de Estado, George Shultz, que se la trajo desde su puesto anterior de embajadora en Alemania Oriental, se limitó a afirmar el jueves que el asunto de España había que enfriarlo, y se negó a hacer más comentarios. Un portavoz de su departamento, donde la reacción española ha sentado francamente mal, dijo que las declaraciones de la responsable de Europa habían sido mal interpretadas. Pero, en cualquier caso, Washington ha optado por mantener un silencio diplomático para no empeorar el diálogo con Madrid.Sin embargo, no ocurre todos los días que el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de un país aliado de EE UU califique de mentiras las palabras de un alto funcionario norteamericano. Posteriormente, el propio portavoz del Gobierno socialista español declaró, más matizadamente, que si Ridgway dijo lo que dicen que ha dicho, falta a la verdad. Estas fueron las mentiras de Rozanne Ridgway, reproducidas literalmente de la transcripción de la audiencia celebrada por el subcomité para Europa y Oriente Próximo de la Cámara de Representantes, el martes 12 de noviembre. El testimonio, obtenido por EL PAÍS en el Congreso, se ,encuentra en las páginas 47, 48 y 49 de la citada transcripción.

Revisar las relaciones

Hora: aproximadamente, las dos de la tarde. Lugar: el edificio Sam Rayburn, de la Cámara de Representantes, en la colina del Capitolio. Rozanne Ridgway acudió al comité para testificar sobre las últimas cuestiones relacionadas con Europa. Presidía la reunión el .presidente del subcomité de Europa, el congresista demócrata por Indiana Lee Hamilton.Lee Hamilton: "¿Qué puede decimos de la primera ronda de discusiones mantenida por EE UU con el Gobierno español?".

Rozanne Ridgway: "Sólo que ha sido a nivel de expertos. Su objetivo amplio es una revisión de las relaciones de seguridad occidentales que afectan a Estados Unidos y a España. Se decidió encargar algunos estudios y se está trabajando a nivel de expertos".

Hamilton: "¿El Gobierno de Felipe González vinculó directamente una reducción de fuerzas de EE UU en, España a la continuidad en la OTAN?".

Ridgway: "No".

Hamilton: "¿No lo hacen?".

Ridgway: "No".

Hamilton: "Todavía están presionando (España) para una reducción de la presencia de EE UU allí?".

Ridgway: "Sabemos que tienen esa opinión, pero hemos acordado entre nosotros que las discusiones que se están produciendo son, trato de recordar la frase que usamos, en cierto modo lo engloban todo, en el sentido de que ellos no incluyen ni excluyen ningún resultado final específico".

Hamilton: "¿Pero el Gobierno español está diciendo que debemos reducir la presencia de EE UU en España?".

Ridgway: "No en ese sentido".

Hamilton: "¿En qué sentido lo están diciendo?".

Ridgway: "Declaraciones públicas de que hay algunas esperanzas de que con la continuidad en la OTAN podría haber una reducción".

Hamilton: "¿Cuándo se completarán los estudios?".

Ridgway: "Creo que estarán listos para su revisión por los expertos para otra ronda de conversaciones en enero".

Hamilton: "O sea que la próxima ronda será en enero".

Rídgway: "Sí".

Hamilton: "¿España ha fijado ya fecha para el referéndum?".

Ridgway: "No, aún no".

Hamilton: "¿Cree usted que se hará?".

Ridgway: "Sí, el primer ministro ha sido muy oficial en que se hará".

En su testimonio escrito y leído antes de las preguntas, Ridgway calificó las conversaciones mantenidas los pasados 23 y 25 de octubre en Madrid por ambos países como "el comienzo de un proceso para discutir cuestiones relacionadas con la seguridad común". El Gobierno español las califica de "prenegociación". Por primera vez, un responsable del Gobierno norteamericano se pronuncia públicamente sobre este tema confirmando lo que otros portavoces han venido diciendo, en privado, a EL PAÍS. Para Washington no se ha abierto el proceso de negociación y no existe una petición formal de reducción de tropas norteamericanas en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de noviembre de 1985

Más información

  • España y las bases estadounidenses