Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La niña desaparecida en Huelva murió estrangulada

La muerte de la niña María del Carmen Carretero Gómez, de nueve años, que desapareció de su domicilio de Punta Umbría (Huelva) el pasado día 24 y cuyo cadáver fue encontrado la noche del sábado, se debió a "asfixia por estrangulamiento", según confirmó ayer a EL PAÍS el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Huelva. María del Carmen Carretero fue encontrada en una habitación cerrada con llave de un apartamento propiedad de su familia, en avanzado estado de descomposición. Más de 3.000 personas asistieron en la tarde de ayer a su funeral y posterior entierro.

El gobernador civil de la provincia, Ruperto Infantes del Valle, presente en el sepelio, que tuvo lugar en el cementerio de Punta Umbría, declaró que desconocía el resultado de la autopsia realizada por la mañana, aunque según confirmó el titular del juzgado de guardia que tramitó las diligencias, la muerte de la niña sobrevino a causa de "asfixia por estrangulamiento".María del Carmen fue hallada muerta la tarde del pasado sábado después de 10 días de intensa búsqueda, debajo de la cama de una habitación cerrada con llave en una vivienda propiedad de sus padres a escasos metros del establecimiento hotelero que regentaba su familia.

Bajo la cama

Fue una empleada de la cafetería propiedad de la madre quien abrió la vivienda donde se encontraba el cadáver de la niña y alarmada por el fuerte olor que desprendía el cuerpo en descomposición avisó a dos compañeros de trabajo.

El cuerpo sin vida de la niña se encontraba debajo de la cama tapado por la colcha de la cama. La Guardia Civil investiga la persona o personas que tuvieron acceso a la vivienda, cuyas puertas no estaban violentadas.

Una semana

La pequeña María del Carmen Carretero llevaba, según las estimaciones de los expertos, más de una semana muerta.

Todavía se desconoce si la muerte de la niña tuvo lugar en la vivienda donde fue hallada o en otro lugar y posteriormente fue depositada en la habitación donde se encontró el cadáver.

El padre de la niña, José Carretero, se encontraba en Málaga cuando fue descubierto el cuerpo, ciudad a la que acudió para consultar a un conocido futurólogo sobre el paradero de su hija.

Las predicciones de éste situaban a la menor en una choza en las proximidades de la localidad onubense de Aracena y, según las palabras del futurólogo, debía ser hallada antes del día de ayer, puesto que sus raptores intentarían pasar la frontera a Portugal.

Esta predicción resultó ser falsa tras las oportunas investigaciones de los equipos de búsqueda.

Hipótesis

El gobernador civil de la provincia de Huelva declaró ayer que "una vez sean conocidos con exactitud los resultados de la autopsia se procederá a buscar al culpable o culpables de la muerte de María del Carmen".

El gobernador civil manifestó que el asesinato de la niña era una de las hipótesis que se barajaba desde el principio al quedar descartado un posible accidente por ahogamiento ya que los cuerpos suelen salir a flote a las 72 horas.

Además, según los testimonios de sus familiares, María del Carmen Carretero era una experta nadadora. María del Carmen, hija del matrimonio que regenta un conocido establecimiento hotelero de Punta Umbría, fue vista por última vez en la tarde del pasado día 24, cuando se encontraba jugando junto con su primo Francisco Jesús, de 13 años de edad, en las proximidades del colegio donde ambos estudiaban.

"Tengo prisa, me están esperando", fueron las últimas palabras que dirigió a su primo, tras lo cual se encaminó hacia su casa en busca de un bocadillo.

Su madre, Carmen Gómez, declaró, presumiendo un posible secuestro: "estoy dispuesta a dar cualquier cosa con tal de que aparezca". Nadie reclamó rescate por María del Carmen Carretero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de noviembre de 1985

Más información

  • Masiva asistencia al entierro