Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Origen de una danza

El coreógrafo norteamericano Merce Cunningham opina que la danza requiere "un trabajo muy duro, un riguroso entrenamiento". "Me gusta usar todo el cuerpo, que todo el cuerpo participe, no hay pares secundarias en el cuerpo de un bailarín. Con las coreografías la danza puede ser pura, sólo movimiento, o estar acompañadas de escenografias y trajes", afirma. "Finalmente, el público decide lo que quiere ver; puede ser de cualquier manera. Tengo 14 bailarines. Son muchas horas, mucho esfuerzo. Ellos lo saben. Muy pocas veces he tenido que despedir a un bailarín. Cuando se acercan a mí ya saben cómo trabajo. Una vez, hace más de 20 años, en una universidad de Nueva Inglaterra, al final del espectáculo se me acerca una bailarina retirada para decirme que aquello que había visto era también clásico. Junto a nosotros había un chino y nos interrumpió para decir que lo que había visto era muy parecido a la danza china, y, por detrás, una voz con acento árabe comentó que no, que todo esa noche era de inspiración árabe. Me fui y los dejé discutiendo el origen de mi danza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de octubre de 1985