Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias quiere comprar el castillo medieval

El Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias (5.000 habitantes, a 60 kilómetros al suroeste de Madrid) está interesado en la compra del castillo medieval de Juan Fernández Ganza, quien se disparó un tiro en la sien el martes de la pasada semana en la fortaleza. El alcalde, José Luis Álvarez de Francisco, de Coalición Popular, declaró ayer que había mantenido contactos con el fallecido para adquirir el castillo, de origen árabe; pero Fernández Ganza siempre se negó a venderlo.

El principal heredero del millonario dueño del castillo es Juan Fernández Ganza, un niño de dos años, de tez muy morena, nacido de la unión del propietario con una ciudadana filipina, según los datos conocidos. Fernández Ganza, que tal vez tenga otros hijos, según numerosos testimonios, sólo reconoció legalmente a éste. El niño nació en el castillo, y algunas personas del pueblo afirman haber visto a su padre golpearlo en público pese a su corta edad. Por este motivo, el niño se encuentra internado en una institución de Protección de Menores. Todavía no se ha nombrado un administrador de los bienes del pequeño. El señor del castillo, nombre por el que era conocido en el pueblo Fernández Ganza -de edad indeterminada-, poseía según creencia generalizada de los vecinos, una gran fortuna y se dedicaba, entre otras cosas, a negocios inmobiliarios.La eventual, compra del castillo por el Ayuntamiento de San Martín la financiaría la comunidad autónoma, y la fortaleza se utilizaría como museo. El castillo, cuyo origen parece remontarse a la época árabe, fue cedido por el rey Juan II a don Álvaro de Luna, y habitado por Isabel la Católica tras su proclamación como heredera de Castilla en Toros de Guisando (Ávila).

Un portavoz de la Guardia Civil precisó ayer que, aunque las investigaciones policiales dan por seguro que la muerte de Fernández Ganza fue un suicidio, se está tratando de localizar a la madre del niño reconocido legalmente por el señor del castillo. Algunas personas del pueblo aseguran que la ex esposa de Fernández Ganza, de origen filipino, estuvo en San Martín de Valdeiglesias unos días antes de que éste pusiera fin a su vida. La mujer quizá pueda aclarar, según los investigadores de la Guardia Civil, los motivos que indujeron a Fernández Ganza a pegarse un tiro.

El dueño de la fortaleza, que compró el castillo hace 12 años por siete millones y medio de pesetas, había solicitado días antes de su fallecimiento aprobación municipal para construir un restaurante en la casa antigua del guarda, situada en el mismo recinto de la fortaleza medieval.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1985

Más información

  • Un niño de dos años, principal heredero del millonario Juan Fernández Ganza