Felipe González planteará a Delors los problemas de España ante el ingreso en la Comunidad

., El presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, iniciará esta tarde su visita de tres días a España invitado por el Gobierno. Aunque me dios de la Comisión han querido restar importancia a los contactos, lo cierto es que la estancia en Madrid del máximo representante del órgano de gestión de la CEE será aprovechada por el presidente del Gobierno, Felipe González, para plantearle los problemas que España tiene pendientes de solución previos al ingreso en la Comunidad. Asimismo, Delors será informado de los nombres de los dos comisarios españoles.

Los temas que serán tratados con el presidente del Gobierno son la s áreas de gestión que corresponderán a los representantes españoles -comisarios, directores generales y otros altos funcionarios- en la Comisión Europea, así como el problema de la aportación presupuestaria española a la CEE. Felipe González transmitirá también la preocupación existente en España por el posible retraso en la ratificación del tratado de adhesión, que puede hacer peligrar el ingreso español el próximo 1 de enero. Hasta ahora, además de España y Portugal, sólo Bélgica y Luxemburgo han ratificado el tratado.

En la Comisión, ante las expectativas que ha suscitado el viaje, se ha intentado restar importancia a la visita, calificándola de meramente informativa. Se trata de evitar una reacción del sindicato de funcionarios comunitarios, muy fuerte en la CEE, hipersensibilizado por el problema de jubilaciones forzosas que se plantea para hacer hueco al cupo correspondiente a España y Portugal. Fuentes de la Oficina del Portavoz del Gobierno han definido la visita como "menos que una negociación, pero mucho más que una visita protocolaria".

El presidente de la Comisión Europea tendrá estos días un calendario de actividades bastante apretado. Tras su llegada esta tarde a Madrid, a las 20.30 horas mantendrá una entrevista con el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, quien le obsequiará con una cena en el palacio de Viana, a la que asistirán personalidades políticas.

Mañana, a mediodía, Delors será recibido por el rey Juan Carlos, quien le impondrá la Gran Cruz de Isabel la Católica. A continuación se entrevistará en el palacio de la Moncloa con Felipe González, donde está invitado a un almuerzo. Esa misma tarde dará una conferencia en el Club Siglo XXI. El sábado, antes de partir hacia Bruselas, clausurará el seminario sobre Espacio cultural europeo y asistirá a una comida invitado por la Asociación de Periodistas Europeos.

El presidente del Gobierno se ha reservado hasta ahora el nombramiento de los dos comisarios que representarán a España ante la CEE escudándose en razones de cortesía para con Jacques Delors. A pesar de ello, se da por seguro que el actual secretario de Estado para las Comunidades Europeas, Manuel Marín, será uno de los dos representantes españoles y ocupará además una de las vicepresidencias de la Comisión. El otro se ha mantenido en la más absoluta reserva.

La terna de Fraga

La reunión del pasado 3 de octubre, en la que el presidente del Gobierno y el líder de la oposición consensuaron algunos de los puntos claves de la situación política española, fue aprovechada para Aratar el tema del segundo comisario. Felipe González, según fuentes tanto del Gobierno como de Alianza Popular, habría solicitado a Manuel Fraga que le propusiera posibles nombres, siempre reservándose el nombramiento final.

Fraga envió por carta, días después, una terna a la Moncloa integrada por Carlos Robles Piquer, secretario general adjunto del partido; Guillermo Perinat, ex embajador y responsable en AP de los temas internacionales, y el diputado Antonio Navarro (con grandes posibilidades según fuentes de AP en Galicia).

Alianza Popular, según declaró el propio Robles Piquer, quien admitió que deseaba el puesto, sólo aceptará que sea nombrado uno de los tres propuestos, porque en caso contrario "equivaldría a dos nombramientos libérrimamente hechos por el Gobierno sin tener en cuenta la opinión de la oposición".

Fuentes del Gobierno que han admitido la existencia de cierto grado de rechazo en el Gabinete a este candidato, por no considerarlo adecuado para esta primera etapa de gestión, se mostraron ayer y anteayer más cautelosas sobre la posible decisión final del presidente del Gobierno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS