A la espera de las ofertas de la Administración

Ninguna de las 214 personas de Tiurana que deberán dejar sus hogares como consecuencia de la construcción del pantano de Rialb ha recibido oferta alguna de la Administración sobre las condiciones en que se producirá el traslado.

"Han venido a verlo todo y nos han dicho que no nos preocupemos, que nos pagarán muy bien, que nos buscarán otras tierras y otro lugar para vivir; pero de ofertas concretas, nada de nada", coinciden en señalar los habitantes de Tiurana.

La obra afectará también a otras 201 personas de los municipios de Bassella, Baronía de Rialb, Peramola y Oliana.

1.514 hectáreas expropiadas

El único dato que existe sobre la cuantía de las indemnizaciones procede de un informe elaborado por la Confederación Hidrográfica del Ebro, donde se indica que las tierras expropiadas, 1.514 hectáreas en total, se pagarán a razón de 2.500.000 pesetas cada una. A esta cantidad deberán sumarse otras 500.000, pesetas en concepto de gastos de traslado. En cuanto a las fincas urbanas, el documento fija un precio de mínimo por vivienda de 3.500.000 pesetas, independientemente de los gastos correspondientes a escrituras, más 500.000 pesetas por traslado para las personas residentes habituales en la zona.

Más información

Con respecto a los negocios, no se ha fijado ninguna cantidad, aunque en la zona se comenta la posibilidad de que en estos casos la indemnización venga condicionada por los períodos de la paralización de actividad y de la recuperación de su rentabilidad.

El nuevo pantano tendrá un volumen útil de 450 hectómetros cúbicos. El salto de agua, de 87 metros, podrá producir una media anual de 180 millones de kilowatios hora. Cada hectárea anegada por la construcción de la presa permitirá regar 250 de las comarcas del Urgell, La Segarra y Les Garrigues.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de octubre de 1985.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50