Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de medio millón de personas huye en Florida al acercarse el huracán 'Elena'

Miami / Pensacola

La llegada del huracán Elena, con vientos de hasta 200 kilómetros por hora, ha obligado a las autoridades de Estados Unidos a organizar la evacuación de más de medio millón de personas. Se ha declarado el estado de alerta en Misisipí, Alabama, Luisiana y Florida.El huracán se mueve erráticamente en el golfo de México y estaba previsto que tocase tierra ayer por la tarde. Neil Frank, director del Centro Nacional de Huracanes de Miami, explicó el pasado viernes que estos fenómenos meteorológicos "son transportados por el aire, como los troncos que viajan por un río, y ahora es como si ese río se hubiese secado: marcha sin rumbo".

Bob Graham, gobernador del estado de Florida, cuya costa occidental será probablemente la más afectada, ante el miedo a la "pérdida de cientos de vidas", ordenó una evacuación casa por casa de siete distritos de la costa.

Fuentes oficiales afirmaron que se han producido más de 10 millones de cancelaciones de reservas de viajes a los Estados norteamericanos del golfo para estas fechas, que coinciden con un puente festivo, al ser mañana el Día del Trabajo.

Antes de la llegada del Elena ya se han hecho estimaciones sobre los daños que puede causar. Se habla de 1.000 millones de dólares (más de 160.000 millones de pesetas). El desastre puede ser del volumen del provocado por el Frederic, que azotó las costas del golfo en 1979 y se cobró 13 vidas. Hubo 2.300 millones de dólares en pérdidas materiales.

Tifón en Japón

Mientras tanto, al menos ocho personas han muerto y otras 100 han resultado heridas a consecuencia de¡ tifón número 13 de los habidos en la presente temporada, que entre la noche del viernes y la mañana de¡ sábado azotó la región sur de Japón.

Según la policía, 15 casas quedaron totalmente destruidas y otras 13 parcialmente.' Unas 1.500 viviendas resultaron inundadas en las provincias de Fukuoka, Kagoshima, Kumamoto y Yamaguchi, al suroeste de Tokio. Fue necesario cancelar 165 vuelos interiores. También los servicios ferroviarios sufrieron suspensiones y retrasos importantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de septiembre de 1985